Entradas

09
Ene

 

DEPRESIÓN

La Depresión es una patología muy frecuente que disminuye de forma importante la calidad de vida de quienes la padecen.

Parece que sufren un Síndrome Depresivo el 3% de la población general y la Depresión Mayor un dos por mil.

 Hay acuerdo entre los sanitarios sobre el hecho de que la Depresión es una enfermedad importante y está infradiagnosticada.

Se considera que alrededor de un 42% de personas con Depresión están sin diagnosticar y, por tanto, sin tratamiento.

Se diagnostica mediante una entrevista médica, por esa razón la mayoría de las Depresiones las identifica el Médico de Atención Primaria, que es quien, en el caso de cuadros leves, va a iniciar el tratamiento, aunque posteriormente  el paciente sea estudiado y controlado por un especialista en Psiquiatría.

Criterios Diagnósticos de la Depresión.

Criterio A

A una persona se le diagnostica DEPRESIÓN MAYOR, si presenta CINCO de estos NUEVE síntomas descritos a continuación, durante un periodo  de al menos 2 ó 3 semanas seguidas.

  • Estado de ánimo triste durante la mayor parte del día, casi todos los días.
  • Aumento o disminución de peso importantes.
  • Pensamientos recurrentes de muerte o suicidio.
  • Insomnio y/o adormecimiento diurno.
  • Dificultad para pensar, concentrarse y/o tomar decisiones.
  • Nerviosismo o muy parado.
  • Sentimiento de inutilidad y culpa.
  • Cansancio y falta de energía.

Criterio B.

Que no existan trastornos afectivos mixtos como síntomas maníaco-depresivos, ni trastornos esquizofrénicos.

 Criterio C.

La enfermedad repercute en la vida familiar, laboral y social de quien la padece.

Criterio D.

Los síntomas no se explican por el consumo de tóxicos ni tampoco por la presencia de una enfermedad orgánica.

 Criterio E.

Los síntomas no se explican por una reacción de duelo ni por una pérdida importante.

TRASTORNO DISTÍMICO.

Los criterios para diagnosticar este trastorno son:

1)  Ánimo depresivo o triste durante la mayor parte del día, casi todos los días, durante al menos dos años.

2) El paciente debe haber al menos dos de estos síntomas

Alteración del apetito.

Insomnio o hipersomnia (dormir poco o dormir demasiado)

Astenia.  Cansancio.

 Baja autoestima.

Pérdida de la capacidad de concentración.

Sentimiento de desánimo y de desesperanza.

3) Si  los periodos libres de síntomas no llegan a dos meses durante dos años.

4) No hay antecedentes de  Depresión Mayor.

5) No hay antecedentes de trastorno maníaco, ni bipolar, ni esquizofrenia.

6) No hay enfermedad orgánica.

7) Los síntomas originan malestar en las áreas familiar, laboral y social del paciente.

TRASTORNO ADAPTATIVO con estado de ánimo depresivo mixto (depresión y ansiedad)

Aparece como respuesta a un acontecimiento vital estresante: muerte de familiar, ruina …, y no dura más de tres meses.

TRASTORNO DEPRESIVO NO ESPECIFICADO.

Es aquel en el que aparecen algunos síntomas depresivos pero no los suficientes como para hacer un diagnóstico de  los anteriores.

Se puede decir sobre la Depresión en general que:

Es frecuente que el paciente con Depresión presente también Ansiedad (dos tercios).

Síndromes ansiosos frecuentes y mantenidos durante largo tiempo pueden dar lugar a Depresión.

No se ha de perder de vista el riesgo de suicidio de las personas que sufren Depresión Mayor.

 Síntomas Físicos de la Depresión

Está demostrado que la Depresión no consiste sólo en una alteración del estado de ánimo, sino que se acompaña en el 76% de los casos de síntomas físicos.

Los más frecuentes son:

  • Debilidad y fatiga.
  • Dolores y achaques generalizados, sobre todo dolor de espalda, cuello y hombros.
  • Molestias gastrointestinales.
  • Dolores de cabeza.
  • Alteración del apetito.
  • Sudoración y/o frío.

Los pacientes depresivos que se manifiestan con muchas quejas físicas, son generalmente los mas difíciles de diagnosticar porque, en un porcentaje alto, no suelen reconocer que están deprimidos.

Son los mas difíciles de tratar porque lo único que pretenden es “que se le quiten los dolores rápidamente”.

Son así mismo, los que muestran menos satisfacción con la actuación de los Médicos en general.

Para el médico es obligado pensar en una Depresión ante un paciente con múltiples síntomas físicos que no se pueden atribuir a una enfermedad concreta.

DEPRESION EN SITUACIONES ESPECIALES.

Depresión en las Mujeres.

Sufren Depresión el doble de mujeres que de hombres. Parece que pueden influir en ello los siguientes factores:

Factores hormonales

 Es frecuente el estado depresivo durante la menstruación.

 Depresión puerperal, se da en un 55 de mujeres después de un parto. Es fácil de tratar y responde bien al tratamiento

 Depresión que acompaña a menopausia y a post menopausia.

Factores sociales

Como pueden ser sexismo, discriminación o bajos recursos económicos.

Depresión en Varones

Aunque la frecuencia es menor que en las mujeres, la tasa de suicidios es cuatro veces mayor, en cambio los intentos de suicidio son más comunes en las mujeres que en los hombres.

La Depresión en los hombres se asocia con frecuencia a una enfermedad coronaria.

Depresión en Ancianos.

Es bastante frecuente. Suele de iniciarse con una leve alteración del estado de ánimo, insomnio, pérdida de memoria, pérdida de apetito, irritabilidad o ansiedad, que progresivamente van en aumento, hasta poder llegar a convertirse en un problema importante.

Se debe tener en cuenta que el anciano con Depresión refiere con  frecuencia  síntomas físicos diferentes y repetitivos, para los que no se encuentra explicación clínica. Esto se debe a que, en general, los ancianos  prefieren hablar de dolores a hablar de pena, tristeza o desesperanza, en parte porque no saben como expresar tales sentimientos

La Depresión del Anciano no es un problema normal de la edad, y si no se tratan provocan un sufrimiento innecesario.

Depresión en la Infancia.

Se dedicará en este blog una publicación específica a este tema, dada su importancia y frecuencia.

CAUSAS de la Depresión.

Hay evidencia de que en la enfermedad se alteran algunos Neurotransmisores, que son unas sustancias segregadas por el cerebro. Sobre todo del número de transportadores de la Serotonina.

Existe algún tipo de Depresión que afecta a varios miembros de una misma familia, lo que sugiere una tendencia hereditaria.

Las personas con baja autoestima, que se abruman fácilmente con cualquier problema, tienen predisposición a sufrir Depresión.

Generalmente las causa de la enfermedad incluyen factores genéticos, psicológicos y ambientales.

También existen factores desencadenantes como pueden ser:

Muerte de un familiar.

Nacimiento de un hijo (depresión puerperal en mujeres).

Crisis de pareja.

Abuso de sustancias tóxicas

Aparición de alguna enfermedad importante.

 Factores de Riesgo de Depresión

Sexo

Es mucho más frecuente la Depresión en el sexo femenino que en el masculino, con la proporción de dos a uno.

Edad

Lo más común es que la enfermedad comience entre los 20 y 40 años, aunque también aparece en otras edades. Hay Depresión infantil, en adolescentes y en ancianos.

Historia familiar

Es importante tener en cuanta los Antecedentes familiares de Depresión, de cada paciente, porque aquellas personas que tiene familiares directos que tienen o han tenido Depresión, son más proclives a padecerla.

Circunstancias personales

Se deben tener en cuenta una serie de circunstancias comprobadas, como que la Depresión aparece:

Menos en los hombres casados que en los solteros.

Mas en hombres con la condición de separados, viudos o divorciados.

Más frecuente  en mujeres casadas que en las solteras.

Más posibilidades de padecerla enfermedad  cuando existen en un individuo  acontecimientos vitales negativos tales como paro de larga duración, accidentes con secuelas importantes, muerte de seres queridos etc.

Todo paciente con Depresión debe conocer cuestiones importantes sobre su enfermedad tales como que existen:

  • Un 50% de posibilidades de que un segundo episodio de Depresión se repita tras el primero, terminado el tratamiento de éste y transcurridos a veces meses e incluso a veces años.
  • 80-85% de posibilidades de que un tercer episodio siga al segundo. O sea que si hay un segundo episodio de Depresión es más probable que se repita un tercero

Por ello es fundamental hacer bien el tratamiento, durante el tiempo necesario, aunque parezca pesado y largo. Porque incluso llevando correctamente el tratamiento, hay posibilidad de repetición de los episodios depresivos. Si no se hace bien, esas posibilidades de repetición  e incluso de cronificación de la enfermedad son mucho más elevadas.

 

El Tema:  Depresión. Depresión Mayor. Trastorno Adaptativo,  ha sido revisado, elaborado y resumido por la Dra María J. Romero Martín, Especialista en Neurología y Medicina Interna,  Colegiada Nº  49/556,  para publicar en: www.tumedicoaltelefono.es

 

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.