Entradas

04
Oct

 

Enfermedades del Aparato Genital Femenino

Tipos de Vulvovaginitis y Cervicitis más frecuentes:

1.- Dermatitis por Contacto y por Agentes Químicos.

Cualquier agente tópico aplicado en el área genital puede dar alergia, incluido el material del que esté fabricado el preservativo o materiales de exploración ginecológica.

También es necesario aclarar que si la mujer se aplica irrigaciones de productos antisépticos de forma repetida, éstas terminan por irritar la mucosa vaginal.

En cualquier caso la manifestación clínica es que la vulva aparece inflamada y eritematosa (enrojecida) y la mucosa vaginal desprende un exudado claro y espeso que no tiene mal olor.

Se suele solucionar retirando el producto que la origina.

Si con eso no es suficiente, se añadirá el tratamiento oportuno recomendado por el médico.

2.- Enfermedades Micóticas (producidas por hongos).

Suponen alrededor de la tercera parte de las infecciones vaginales.

Se caracterizan por la presencia de prurito o picor vaginal, placas blancas adheridas a la pared vaginal y abundante exudado caseoso, blanquecino.

A menudo este tipo de infecciones son muy resistente al tratamiento, pueden requerir terapia prolongada y hay que tener en cuenta que se repiten con gran facilidad.

Son más frecuentes en las mujeres que padecen diabetes, y también en ellas se repiten con mucha más facilidad y son más resistentes al tratamiento antimicótico.

Así mismo estos problemas de vaginitis por hongos son más frecuentes y repetitivos en mujeres con VTH positivo y en aquellas que han tomado antibióticos durante mucho tiempo o con demasiada frecuencia.

El diagnóstico definitivo de la micosis ha de realizarse mediante cultivo de exudado vaginal.

El tratamiento es sencillo. Consiste en aplicaciones tópicas, en forma de pomadas o de óvulos,  o en tomar por vía oral el antimicótico correspondiente.

No se ha demostrado en el tratamiento que sea más eficaz la vía oral que la tópica.

En caso de episodios de repetición se debe tratar también la pareja aunque esta no presente síntomas.

Durante el embarazo hay medicación antimicótica que no se debe utilizar y otras que se pueden usar sin riesgo alguno. El tratamiento se ha de llevar a cabo bajo prescripción médica

Los casos verdaderamente resistentes al tratamiento pueden exigir tratamientos más largos o tratamientos cíclicos.

Vulvo- vaginitis y Cervicitis. Tricomoniasis. Vaginitis Bacteriana.

3.- Tricomoniasis

Se trata de una infección producida por la bacteria Tricomona Vaginalis.

Aparecen como síntomas picor interno y dolor intenso, en ocasiones acompañados de síntomas urinarios porque se puede producir a la vez una infección de orina.

La vulva y la vagina a la exploración aparecen de color rojo intenso y el exudado vaginal es de color amarillo-verdoso.

El diagnóstico definitivo se va a hacer mediante un cultivo de exudado vaginal.

Tiene tratamiento farmacológico específico.

Como se suele transmitir por vía sexual, es necesario tratar siempre a la pareja de la mujer infectada.

Es difícil de tratar durante el embarazo, porque los fármacos específicos que se utilizan, no pueden ser empleados en las mujeres embarazadas.

4.- Vaginosis Bacteriana

Son infecciones vaginales producidas por gérmenes anaerobios.

Tiene pocos síntomas. No hay apenas picor, ni dolor ni irritaciones vaginales locales.

La paciente, por lo general, de lo único que se queja es del mal olor del flujo vaginal sobre todo después de realizar un coito.

Esta infección hay que tratarla en cuanto se diagnostica por el cultivo de exudado vaginal, porque parece que su persistencia en el tiempo puede dar lugar a una enfermedad inflamatoria pélvica que suele ser un proceso ginecológico importante.

En las mujeres embarazadas también es conveniente tratarlo cuanto antes porque en caso contrario  podría dar lugar a una endometriosis posparto.

5.- Vaginitis Atrófica

Como su nombre indica se trata de una atrofia de la mucosa vaginal que es bastante frecuente en las mujeres en la edad de la menopausia y posteriormente a ella.

La falta de estrógenos de esa etapa hace que el epitelio vaginal se haga mas fino, se atrofie  y la mucosa vaginal se erosione y sangre.

El síntoma que las mujeres presentan con más frecuencia es la sequedad vaginal.

Se puede solucionar si durante un periodo se utiliza tratamiento hormonal, pero éste tratamiento no se puede usar de forma  indefinida por lo que pasado un tiempo se suspende y se comienza a tratar con cremas de aplicación local y de uso específico para este tipo de vaginitis.

.

El Tema: Enfermedades del Aparato Genital Femenino. Vulvovaginitis y Cervicitis,  ha sido revisado, elaborado y resumido por la Dra María Julia Romero Martín,  Especialista en Medicina Interna y Neurología,  para publicar en:   www.tumedicoaltelefono.es

 

 

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.