Entradas

20
Oct

 

Enfermedades o Trastornos del Aparato Genital Femenino  (continuación).

6.- Enfermedades de Transmisión Sexual

Las Enfermedades de Transmisión Sexual son muy numerosas, pero en esta publicación únicamente se va a tratar de aquellas cuyos síntomas están localizados preferentemente en la vagina y en el cervix o cuello de útero.

Infección por Chlamydia.

La infección por Chlamydia no suele producir vaginitis excepto en niñas adolescentes, pero sí puede dar lugar a una cervicitis mucopurulenta, que es la característica principal de la infección.

Se utilizan los cultivos de exudado vaginal para efectuar el diagnóstico y se han de buscar otras infecciones concomitantes, porque la infección por Chlamydia no suele ir sola y con frecuencia va a acompañar a otras infecciones de transmisión sexual.

Hay tratamiento específico para la enfermedad y la pareja también debe ser tratada.

Infección por Herpesvirus.

Como su nombre indica es una infección producida por el virus del herpes. Se pueden manifestar con brotes de  ulceraciones en las zonas externas de los genitales, pero en general presentan solo con ardor externo molesto y un mínimo exudado fluido.

 Lo normal es que cursen con recidivas o varias repeticiones del proceso.

El diagnóstico se realiza por cultivo de exudado vaginal.

El tratamiento se realiza con los fármacos antivirales indicados en cada caso.

Infección por Papilomavirus humanos.

Las infecciones por papiloma virus humanos causan verrugas externas e internas en los genitales femeninos.

No suelen dar síntomas salvo que esas verrugas lleguen a adquirir un gran tamaño.

Puesto que este tipo de virus se asocia con displasia cervical y con tumor de cuello de útero, hay que realizar en estas pacientes citologías de manera periódica.

7.- Leucorrea secundaria a anticonceptivos orales.

En ocasiones, la única causa conocida de leucorrea  o flujo vaginal excesivo o patológico, va a ser una pequeña erosión del cuello del útero relacionada con el empleo de anticonceptivos hormonales orales durante cierto tiempo.

Parece que las hormonas contenidas en estos preparados hacen que el cerviz mantenga un pH más ácido de lo normal, lo que va a ser el origen de una erosión en dicha localización, con posterior flujo abundante, que no suele dar otros síntomas ni otras complicaciones.

.

El Tema: Aparato Genital Femenino. Enfermedades de Transmisión Sexual,  ha sido revisado, elaborado y resumido por la Dra María Julia Romero Martín,  Especialista en Medicina Interna y Neurología,  Colegiada  Nº  49/  556,  para publicar en:    www.tumedicoaltelefono.es

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.