Entradas

02
Nov

 

Gripe

Complicaciones de la Gripe

Las complicaciones de esta enfermedad ocurren más a menudo en personas mayores de 65 años así como en aquellas que padecen alguna enfermedad crónica, cardiaca, pulmonar, diabetes, insuficiencia renal o personas que por alguna razón clínica tienen el sistema inmunitario deprimido.

También aparecen más complicaciones de la Gripe en niños menores de dos años, mujeres embarazadas y personas que vivan en Residencias.

Las Complicaciones más frecuentes van a ser:

    • Neumonías víricas. se trata de una complicación poco frecuente.
    • Neumonías bacterianas.
    • Neumonía mixta.
    • Encefalitis (o Infección del cerebro).
    • Meningitis.
    • Convulsiones Pueden aparecer sobre todo en niños con fiebre elevada.
    • Traqueitis o traqueolaringitis.
    • Sinusitis y otitis.virus de la fripe
    • Miocarditis. Y Pericarditis. Que son a su vez infecciones de la pared muscular del corazón y del pericardio, que es la membrana que envuelve el corazón y lo protege.
    • Mielitis. O infecciones de la médula espinal.
    • Síndrome de Guillain-Barré. Que es una poliradiculoneuritis infecciosa, que aparece con frecuencia en personas que han padecido previamente una Gripe.

Síndrome de Reye:

Este es un síndrome específico que aparece ocasionalmente en la infección por el virus B de la Gripe y menos por el virus A.

Es una enfermedad grave que cursa con encefalopatía y degeneración grasa del hígado.

Aparecen nauseas, vómitos durante 1 ó 2 días, seguidos de trastornos mentales de diversos tipos, aumento del tamaño del hígado y alteración de las Transaminasas hepáticas pero con las cifras de la  Bilirrubina normales.

Como ya se apuntó es una enfermedad muy grave que precisa hospitalización inmediata en una unidad de cuidados intensivos.

Al parecer la causa está relacionada con la administración de Aspirina en niños y adolescentes (hasta 16-18 años) para hacer tratamiento de algunos problemas víricos como puede ser un resfriado o la Gripe.

La mortalidad de este síndrome era antes del 40%, y actualmente es del 10%.

Pronóstico

La inmensa mayoría de quienes padecen una Gripe se recupera en 1-2 semanas (contadas en total la enfermedad y la convalecencia.)

Pero se debe estar atento a si durante el curso de la enfermedad aparecen otros síntomas distintos a los enumerados de la Gripe, pues en ese caso puede tratarse de la presencia de algunas complicaciones.

Diagnóstico de la Gripe

El diagnóstico de la Gripe se hacen fundamentalmente por los síntomas que refiere el paciente y por la exploración.

Las alteraciones en la analítica general no son significativos ni casi orientativas. Puede ser incluso una analítica de sangre y de orina completamente normales.

Los métodos serológicos (inmunofluorescencia y/o ELISA) son poco útiles en la clínica, tanto para hacer el diagnóstico de la enfermedad como para instaurar un tratamiento adecuado, pero sí son muy útiles en estudios de Epidemiología, pues mediante ellos se puede determinar qué tipo de virus está produciendo la epidemia o pandemia que aparece en un momento determinado y fabricar las vacunas adecuadas para los distintos tios de virus que aparecen cada año.

Tratamiento de la Gripe.

La Gripe en cuanto a su sintomatología aguda es una enfermedad moderadamente grave, pues cursa, como ya se indicó, con fiebre elevada, dolores musculares y malestar general importante por todo ello en primer lugar se recomienda:

Reposo en cama durante el tiempo que el paciente tenga fiebre elevada.

Tomar líquidos en abundancia para estar bien hidratado, ya que una buena hidratación ayuda a controlar la fiebre.

Evitar el consumo de alcohol y de tabaco mientras la enfermedad está activa.

Se administran antitérmicos y analgésicos, porque bajan la fiebre y alivian los dolores musculoesqueléticos y el malestar general.

Se pueden dar antitusígenos, si el paciente tubiera tos persistente.

La Aspirina está contraindicada en niños y adolescentes, pero dado que es agresiva para el estómago, los adultos también deben evitarla.

En cuanto a los antibióticos, no deben ser utilizados porque no son eficaces frente a los virus, salvo que el médico los prescriba en algún caso concreto porque sospecha que pudiera aparecer una infección bacteriana secundaria.

Los fármacos antivirales tienen una eficacia muy limitada en un proceso gripal y además tienen alta toxicidad y muchos efectos secundarios indeseables, por ello no deben utilizarse salvo en pacientes de alto riesgo, inmunodeprimidos, cuando no hay tiempo para vacunas.

Si aparece como complicación una neumonía vírica, suele presentarse un cuadro grave  que precisa hospitalización inmediata del paciente, porque este va a necesitar de  medidas de tratamiento intensivo.

.

El Tema:  Gripe. Diagnóstico. Tratamiento,  ha sido revisado, elaborado y resumido por la Dra María Julia Romero Martín,  Especialista en Medicina Interna y Neurología,  Colegiada  Nº  49/556,  para publicar en:    www.tumedicoaltelefono.es

 

 

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.