Entradas

05
Feb

 

Déficit de Atención por Hiperactividad en los Niños

Los niños con este trastorno presentan una afectación de todas las formas de interacción con el mundo que las rodea.

Parece que en mayor o menor grado, alrededor de un 3-5 % de los niños en edad escolar padece este trastorno.

En realidad se trata de un problema individual que puede encajar en numerosos subtipos.

Pueden darse las siguientes variantes:imagesde1

Niños que no son hiperactivos, pero que no pueden mantener la atención en algo, de forma continuada. Es mas frecuente en el sexo femenino.

Niño con Hiperactividad e impulsividad.

Los niños que tienen problemas en casa pero no en la escuela y viceversa.

Hay niños que presentan estos síntomas a causa de que padecen algún problema psicológico.

También cabe la posibilidad de que el trastorno de Déficit de Atención y/o Hiperactividad sea debido a alteración  de la visión o de la audición que no han sabido detectarse.

Así mismo  hay que descartar que de base existan enfermedades como hipotiroidismo, alergias, epilepsia o intoxicación por plomo que pudiera explicar el trastorno del niño. Antes de hacer el diagnóstico de Déficit de Atención por Hiperactividad hay que descartar la existencia de todas esas enfermedades.

Estos niños llegan a la consulta por diversas vías, incluida la de la llamada de atención a los padres por parte de los profesores de su escuela.

Por parte del Pediatra, ante un niño de estas características, se lleva a cabo

Una historia completa de los antecedentes familiares del niño, por si en algún miembro de la familia cercana se ha dado este trastorno.

Tratar de detectar si hubo problemas durante el embarazo o durante el parto.

Hacer la historia clínica y evolución en el crecimiento y desarrollo del niño.

Con la exploración física se descartarán patologías orgánicas del tipo de las ya descritas.

El niño con trastorno por déficit de atención e hiperactividad suele presentar contusiones o erosiones causadas por su actividad, de forma accidental, algunos incluso no pueden tolerar estímulos externos (etiquetas de la ropa, ropa que oprime un poco,…)

Criterios del DSM para el Diagnóstico de TDAH

La DSM ha consensuado una serie de criterios sobre los que se puede hacer el diagnóstico de Déficit de Atención e Hiperactividad en los Niños. Esos criterios son los que se exponen a continuación:

Desatención

1.- Con frecuencia el niño no muestra atención suficiente a los detalles e incurre en errores por descuido en las tareas escolares o en otras actividades.

2.- Con frecuencia tiene dificultad para mantener la atención en tareas o en actividades lúdicas.

3.- Con frecuencia parece no escuchar cuando se le habla directamente.

4.- Con frecuencia no sigue instrucciones y no finaliza tareas escolares y encargos.

5.- Con frecuencia tiene dificultad para organizar tareas y actividades.

6.-Con frecuencia evita o le disgusta dedicarse a tareas que requieren un esfuerzo mental continuado.

7.-Con frecuencia extravía objetos necesarios para sus actividades (libros lápices, juguetes educativos, etc.).

8.-Se distrae fácilmente con estímulos irrelevantes.ab

9.- Con frecuencia se olvida de realizar las actividades cotidianas.

 Hiperactividad

1.- Con frecuencia mueve constantemente manos y pies y se remueve en su asiento.

2.- Con frecuencia no permanece sentado cuando debería hacerlo.

3.- Con frecuencia corre o salta en exceso.

4.- Con frecuencia tiene dificultad para participar sosegadamente en actividades de ocio.

5.- Con frecuencia va a su aire, como si “funcionara a pilas”.

6.- Con frecuencia habla en exceso.

 Impulsividad

1.- Con frecuencia responde sin tino a preguntas aún no formuladas.

2.- Con frecuencia no puede esperar su turno.

3.- Con frecuencia interrumpe o se inmiscuye en las actividades de los otros (conversaciones, juegos).

 Criterios adicionales definidos por el DSM-IV

1.- Presentar antes de los 7 años algunos de los síntomas de hiperactividad, impulsividad o inatención que provocaron trastornos en el niño.

2.- Presencia de algún trastorno a causa de los síntomas en dos o más ámbitos (casa, escuela, campo de juegos, etc.).

3.- Ha de existir evidencia clara de un trastorno clínicamente significativo de las funciones sociales, escolares o laborales.

4.- Los síntomas no aparecen exclusivamente durante la evolución de un trastorno por saturación, de esquizofrenia o de otro trastorno psicótico, ni tampoco son explicables por otro trastorno mental (ansiedad o trastornos de la personalidad).

Como ya se señaló en una publicación anterior el Diagnóstico de TDAH se hace si se cumplen al menos 6 de las conductas descritas.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.