Entradas

01
Abr

 

Triglicéridos

Hipertrigliceridemia

Comer fuera de casa

Comidas fuera de casa para pacientes con Hipertrigliceridemia

Comer fuera de casa puede ser en ocasiones un asunto complicado para aquellas personas que tienen que hacer una dieta de cualquier tipo, pero además la complicación crec cuanto más específica sea la dieta.

En el caso de  pacientes con Hipertrigliceridemia, o sea con los triglicéridos elevados, aparentemente comer en restaurantes puede parecer difícil, pero lo cierto es que  puede hacerlo tranquilamente. Le puede bastar con observar las siguientes reglas que le van a ayudar a poder comer alimentos que no alteren su problema metabólicowokVerdurasFideos3

En primer lugar se debe elegir un lugar, entre aquellos a los que pueda permitirse acudir por precio o por distancia, que ofrezca opciones de menús con bajo contenido en grasas.

Suele ayudar el hecho de planificar que es lo que va a comer antes de mirar el menú.

Es bueno mantener el pan a distancia. Pedir raciones mínimas de pan o simplemente solicitar que no se lo sirvan.

Pida siempre que le traigan el aderezo para ensaladas, las salsas o el queso rallado aparte y mejor si evita tanto las salsas que puedan contener grasas (mayonesa, ali-oli etc) y el queso rallado.

Si son celebraciones esporádicas, intente comer algo antes de salir de casa, por ejemplo una pieza de fruta o un yogurt.

De alguna manera trata de compensar comiendo menos grasas y menos calorías durante las otras comidas del día.

Mantenga la copa de vino o de cava prácticamente siempre llena de agua.

Si hay un postre de pastelería en el menú, procure compartirlo con alguien y mejor, si tiene oportunidad, pida fruta.

 ¿Qué aperitivos son los más adecuados para pacientes con Hipertrigliceridemia?

Un paciente con Hipertrigliceridemia puede tomar aperitivos pero también puede tener en cuenta las siguientes indicaciones.

Le conviene incrementar en los aperitivos la presencia de:

Espárragos o verduras,  una escalibada,  los tomates frescos,  los encurtidos.

Los Berberechos,  las anchoas,  el surimi, el  pulpo.

Los  Gazpachos o las sopas frías de verduras.

La fruta fresca preparada y troceada.

Le conviene evitar:

Patatas fritas, alimentos fritos y rebozados.

Embutidos.  Escabeches.

Salsas.  Preparados.  Precocinados.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.