Entradas

02
Abr

 

Vértigo Central

El conocido con el nombre de Vértigo Central es aquel que se debe a lesiones localizadas en el Sistema Nervioso Central, sobre todo en el  Tronco del Encéfalo y en el  Cerebelo. El Vértigo periférico es el que tiene su origen en las estructuras del oído interno.

Además de la sensación de movimiento de todo lo que rodea al paciente y de inestabilidad, se acompaña de otros síntomas tales como:

Diplopía  o Visión doble.

Disartria o Dificultad para pronunciar palabras.

Dolor de cabeza persistente que suele ser sordo.

Debilidad en las extremidades inferiores

Dificultad para caminar. Lo hacen con una marcha especial que se conoce con el nombre de Ataxia.

Parestesias o alteraciones de la sensibilidad.

Nistagmo o movimientos anormales e involuntarios de los ojos.  En el nistagmo central los movimientos  pueden ser en cualquier dirección y no desaparecen con la fijación de la mirada. Puede ser crónico y no suele estar acompañado de hipoacusia ni de ruidos en los oídos (Tinnitus), al contrario que el vértigo periférico.

Las Causas de Vértigo Central pueden ser:

Vasculares o problemas de riego cerebral.

Enfermedad desmielinizante ,  como puede ser una esclerosis múltiple.

O una Neoplasia o cáncer ( o metástasis) intracraneales.

Es raro que este vértigo se manifieste como consecuencia de una  epilepsia del lóbulo temporal.

Para realizar Diagnóstico de los Vértigos en general, se necesita efectuar:

Historia clínica y exploración general y exploración neurológica detallada del paciente.

Provocar el Vértigo con hiperventilación o cambios posturales rápidos (se provocaría en caso de que se tratara de un vértigo periférico).

Si se sospecha que puede ser un Vértigo Central se realizarán pruebas diagnósticas tales como potenciales evocados, electronistagmografía, TAC craneal, resonancia magnética craneal, etc.

Tratamiento de los Vértigos en general

Del Vértigo agudo:

-Se ha de realizar reposo en cama

-Tomar fármacos inhibidores de la función vestibular

Si el Vértigo persiste durante unos días:

-Se recomienda caminar para estimular los mecanismos compensadores centrales, siempre que el paciente pueda hacerlo.

-Ejercicios posturales y  Rehabilitación vestibular si se trata de un Vértigo periférico.

La enfermedad de Meniere puede responder bien a dieta hiposódica y a fármacos diuréticos.

En casos graves de Vértigo periférico se puede necesitar cirugía de oído interno.

En el Vértigo Central es preciso hacer el diagnóstico y tratamiento de la causa que lo ha provocado.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.