Entradas

06
Abr

 

Trastornos de la Personalidad

Descripción breve de estos Trastornos de la Personalidad

Trastorno Esquizoide

El trastorno esquizoide se caracteriza porque el individuo que la padece está  apático, indiferente, distante y es una persona solitaria.

No desea relacionarse con los demás  ni disfruta de las relaciones interpersonales.

No tiene empatía ni interés ni conciencia de los sentimientos ajenos. No tiene impulso hacia nada ni ambición.

Trastorno Paranoide

El sujeto que padece un trastorno paranoide permanece constantemente  a la defensiva.  Es desconfiado y suspicaz.

Está siempre hipervigilante frente a su posible desvalorización.

Siempre desconfía de todo el mundo y busca móviles ocultos en las personas que lo rodean.imagesp

Trastorno Esquizotípico

La persona que sufre un trastorno esquizotípico se muestra excéntrica, rara, ausente. Tiene de forma repetida conductas extrañas y peculiares.

Está preocupado e inmerso en ensoñamientos y cree que conoce y lee el pensamiento de los demás.

Trastorno Antisocial

El sujeto con un trastorno antisocial  se comporta de forma impulsiva, irresponsable y es alguien perverso en sus acciones e intenciones.

Actúa sin tener en cuenta el daño que puede infligir a los demás.

No respeta costumbres ni reglas salvo las que sirven a sus fines. Simplemente se considera  a sí mismo libre e independiente.

Trastorno Límite

El paciente con un trastorno límite es imprevisible, inestable, manipulador.

Presenta una continua inestabilidad de ánimo y tan pronto adora como odia a la misma persona.

En cambio íntimamente tiene un gran temor al abandono y a la soledad.

Trastorno Histriónico

El paciente se muestra dramático, superficial, frívolo.

Reacciona excesivamente frente a nimiedades.

Quiere ser el centro de atención.

Exhibicionista para conseguir atención.

Trastorno Narcisista

Este sujeto es egocéntrico, arrogante, con ideas de grandeza y éxito. Se considera superior a los demás y merecedor de un trato especial.

Trastorno Evitativo

Este paciente es dubitativo.

Tiene gran miedo al rechazo.

Siente ansiedad constante ante la ejecución de algo.

Se ve inepto e inferior.

Trastorno Dependiente

Es una persona de carácter incompetente, es sumiso e inmaduro.

Busca constantemente apoyo y rechaza sus responsabilidades.

Trastorno Obsesivo-compulsivo

El sujeto suele ser medido, prudente y rígido. Sigue a rajatabla las convecciones sociales.

Ve el mundo en función de reglas y jerarquías establecidas.

Se considera leal, eficiente y fiable y procura actuar como tal.

En la CIE-10 hay diferencias en la clasificación de estos trastornos

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.