Entradas

14
Abr

 

Herpes Zoster

El Herpes Zoster se trata de una enfermedad vírica.

La puerta de entrada del virus suele ser la mucosa nasofaríngea. En esta localización se van a  infectar los linfocitos T de las amígdalas y desde aquí pasa a la piel donde invade ganglios nerviosos. En estos ganglios se queda el virus hasta que la disminución de la inmunidad de la persona va a dar lugar a las manifestaciones dérmicas.

El virus varicela-zoster (VV2) es un virus herpes tipo 3 y es el mismo agente que produce la varicela.

Personas que padecen varicela pueden no eliminar el virus de su organismo. Entonces, éste queda depositado en algunos nervios.Herpes_Zoster-ZZ Coincidiendo con una disminución de la inmunidad por causas como infecciones, estrés, fármacos inmunosupresores o cáncer, el virus se reactiva y se manifiesta en forma de Herpes Zoster.

Síntomas de Herpes Zoster

La mayoría de los pacientes padecen Herpes Zoster una sola vez en la vida.

Alrededor del 70-80% de los pacientes refieren dolor intenso en la zona afectada 3-4 días antes de que las lesiones hayan aparecido en la piel.

Las alteraciones dérmicas consisten en lesiones eritematosas en las que de 1 a 2 días después aparecen vesículas, que  continúan apareciendo durante 3 o 4 días, y que se agrupan en forma de racimos.

Suelen localizarse sobre todo en región torácica y en la cara (en el territorio que corresponde al nervio trigémino), pero pueden estar localizadas en cualquier otra zona de la piel o de las mucosas.

Las vesículas se van abriendo y en su lugar aparecen costras que se eliminarán en 3-4 semanas.

Complicaciones del Herpes Zoster

Por lo general es una patología molesta y dolorosa que cursa sin complicaciones pero, en ocasiones, pueden aparecer:

-Parálisis motoras, la más frecuente es la parálisis facial.

-Encefalitis. Se trata de una complicación grave.

-Mielitis o inflamación de la médula espinal.

-Retinitis o inflamación de la retina.

-Neuralgia postherpética residual. Cuando el dolor persiste durante más de 3-4 meses después del comienzo de la  enfermedad. En ocasiones ésta es una complicación que no responde bien al tratamiento.

-Algunos pacientes pueden padecer más de un episodio de Herpes Zoster, o presentar lesiones costrosas crónicas  de forma atípica pero permanente.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.