Entradas

26
Abr

 

Burnout

Prevención del Burnout

Existen tres tipos de técnicas para la prevención del Burnout o desgaste profesional. Son las siguientes:

1) Intervenciones individuales:

La persona que lo sufre ha de aprender a reconocer y controlar el estrés, a gestionar las incertidumbres y a reconocer las limitaciones personales que existan.

Así mismo ha de aprender a identificar las emociones y los mecanismos que se activan ante el sufrimiento y aprender a procurar mantener un buen equilibrio emocional.

Ayudan a aprender o mantener al autocontrol las técnicas de relajación, meditación, masajes, hidroterapia, etc.

2) Intervenciones en grupoimages111:

Sería deseable establecer cursos de formación continuada sobre este problema, dirigidos a las personas que puedan necesitarlos.

Es importante en este sentido fomentar las buenas relaciones interpersonales dentro de los grupos de trabajo y así mismo fomentar los vínculos sociales adecuados entre los compañeros de trabajo.

3) Intervenciones de ámbito institucional:

Establecer una buena interconexión entre los distintos niveles de trabajadores.

Fomentar la buena relación de los trabajadores con las personas a las que atiende.

Tratamiento del “Burnout” y el Estrés Crónico

En el tratamiento se establecen tres niveles:

1) Intervenciones individuales

Se utilizan varias técnicas de psiquiatría como pueden ser la reestructuración cognitiva y el ensayo conductual.

Es útil la técnica de psicoterapia dinámica.

Así mismo se emplean técnicas de afrontamiento del estrés, técnicas de autorregulación o de control, técnicas de mejora de las habilidades sociales y sobre  la adecuada gestión del tiempo.

Si los síntomas que presenta el sujeto son muy intensos puede ser necesario tratamiento con psicofármacos siempre bajo el control de un médico especialista en Psiquiatría.

Es importante contar con la colaboración del entorno más cercano del paciente como compañeros, familia o amigos, en su tratamiento.

2) Intervenciones en grupos

Existen varios programas cuyos objetivos son: Proporcionar información adecuada sobre el Burnout y enseñar a los trabajadores técnicas sobre priorización de tareas, condiciones de organización y mejora de habilidades sociales.

Control de las conductas desadaptativas como irritación, aislamiento, etc.

3) Intervenciones institucionales

Se ha de fomentar un apoyo real a los profesionales susceptibles de sufrir el problema.

Favorecer la creación de grupos de expertos que puedan atender a las personas afectadas en el marco de la más estricta confidencialidad.

 

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.