Entradas

16
May

 

DISLIPEMIA

Se conocen con el nombre de DISLIPEMIA los trastornos relacionados con las lipoproteínas (grasas en la sangre).

¿Qué hacer para detectar una Dislipemia?

En una analítica de sangre, los elementos que básicamente hay que vigilar periódicamente para detectar algún trastorno relacionado con el metabolismo de las grasas son cuatro:

Colesterol total.

Colesterol LDL (malo)

Colesterol HDL (bueno)

Triglicéridos.

pastelBerenjenasThx1¿Cómo se define la Dislipemia?

Se define como Dislipemia si acontece alguna de estas situaciones o una combinación de ellas:

  • Colesterol total mayor de 220 mgr/dl.
  • Colesterol LDL por encima de 160 mgr/dl.
  • Colesterol HDL por debajo de 40 mgr/dl.
  • Triglicéridos por encima de 160 mgr/dl.

¿Cómo se puede prevenir o tratar?

Los dos pilares para la prevención de la Dislipemia son:

Llevar una dieta saludable y equilibrada.

Aumentar la actividad física.

La normalización del peso le ayudará a controlar el trastorno de los lípidos de la sanagre, aunque algunas personas necesitarán además el empleo de medicamentos en este caso los indicados por su médico de cabecera.

¿Qué es una dieta sana y equilibrada?

Para llevar una dieta sana y equilibrada hay que:

Incluir el pan, arroz, las pastas y los cereales en general diariamente en varias raciones.

Mejor si son integrales.

Las frutas y hortalizas deben estar presentes en todas las comidas.

Los lácteos en sus diferentes formas (leche, yogur, quesos, etc) diariamente es una opción saludable.

Para prevenir el sobrepeso, utilice los menos grasos.

El pescado debe ser consumido al menos tres veces por semana.

Limitar el consumo de grasas de origen animal.

Es preferible el aceite de oliva.

Limite el consumo de azúcares y dulces.

¿Cómo aumentar la Actividad Física?

Para aumentar la actividad física:

Realice algunas actividades andando.

Utilice menos el coche.

En lugar de tomar el ascensor

Suba por la escalera.

Si su trabajo es sedentario.

Camine y estire las piernas dos minutos en cuanto tenga ocasión.

Si le resulta factible.

Camine diez minutos antes del desayuno y la cena.

No sea muy exigente consigo mismo.

Progrese de forma gradual.

Una meta deseable es el menos conseguir hacer ejercicio tres veces a la semana y dos horas diarias de dedicación a ello, incluyendo las pausas necesarias.

Cuando vaya andando.

Intente ir acelerando hasta que note que jadea.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.