Entradas

18
May

 

Tumores Medulares

Los Tumores de la Médula suponen un 15 % de todos los tumores del Sistema Nervioso Central.

Son mucho más frecuentes en adultos que en niños.

Clasificación de los Tumores Medulares

Existen dos grandes grupos de Tumores de la médula espinal:

Los Intradurales y los Extradurales; o sea, que estén por dentro y los que están por fuera de la tela meníngea, que envuelve  la médula.

Los Intradurales (que están por dentro de la tela meníngea ) a su vez pueden ser:

Intramedulares.  Que crecen en el interior de la misma médula.

Extramedulares.imagesm Se sitúan dentro de la tela meníngea pero fuera de la médula

Los Tumores Intramedulares más frecuentes van a ser:

En adultos:

Los Ependimomas. Los Hemangioblastomas. Los Astrocitomas

En niños:

Los Astrocitomas. Los Ependimomas. Los Gangliogliomas.

Los Tumores Extramedulares más frecuentes son:

En adultos:

Los Meningiomas. Los Ependimomas.

En niños:

Ependimomas.  Shwanomas.  Dermoides. Epidermoides. Meningiomas.

Síntomas de los Tumores Medulares

En general cualquiera de estos tumores medulares suelen ser de crecimiento lento.

Los síntomas dependen de la localización (que sean intra o extra-medulares) y de la altura a la que se localicen en la médula.

Los Tumores intramedulares suelen comenzar con síntomas correspondientes a un síndrome centro-medular (ya descrito en la publicación anterior).

Los Tumores extramedulares suelen comenzar por un dolor vertebral a la altura en la que se localiza el tumor.

Diagnóstico de los Tumores Medulares

Se realiza por la Historia Clínica valorando los síntomas que refiere el paciente.

Exploración general y exploración neurológica exhaustiva del paciente.

TAC (Tomografía Axial Computarizada).

Resonancia Magnética. Esta suele ser  la técnica de elección.

Tratamiento de los Tumores Medulares

El tratamiento es quirúrgico.

En los Tumores intramedulares, la posibilidad de una extirpación completa depende de la localización y extensión del tumor.

Complicaciones de los Tumores Medulares

Tras la intervención quirúrgica pueden quedar una serie de secuelas neurológicas, sobre todo en aquellos pacientes que tiene el tumor localizado en los niveles inferiores de la médula dorsal.

La clave para que dejen menos secuelas es un diagnóstico temprano para poder intervenir cuando el paciente aún no tiene muchos síntomas ni está deteriorado.

Los meningiomas suelen ser los que menos secuelas dejan.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.