Entradas

10
Jun

 

Artrosis

Diagnóstico de la Artrosis

El diagnóstico de la Artrosis se va a realizar mediante la Historia Clínica, valorando los síntomas que refiere el paciente en cuanto a las características del dolor, horario, con qué se le acentúa y cómo se le alivia, tiempo de evolución etc.

Exploración general, exploración osteoarticular y en especial exploración de la articulación o articulaciones que señala el paciente como dolorosas para comprobar movilidad, rigidez si la hubiera,  impotencia funcional articular y abultamientos o deformidades óseas

Pero el diagnóstico va a ser fundamentalmente radiológico. Ya en una radiografía simple de la articulación afectada se pueden ver las anomalías óseas. Si hay dudas en cuanto a la naturaleza de la lesión se puede realizar resonancia magnética.

Tratamiento de la Artrosis

En general el tratamiento de la Artrosis abarca varios aspectos.

– Tratamiento Farmacológico:

El Paracetamol es una buena opción terapéutica para combatir el dolor en las fases de inicio.

El Metamizol es un analgésico más potente, que se puede combinar con el anterior si aquel no es suficiente para mitigar el dolor.

Se pueden añadir Antiinflamatorios no esteroideos, si el proceso es más doloroso, valorando siempre el riesgo de complicaciones gastrointestinales que puede tener el paciente y si se debe añadir o no, un protector gástrico.

Se pueden añadir, combinar o sustituir los anteriores fármacos si no son eficaces por otras como el Sulfato de glucosamina, Condroitin sulfato u  Opioides débiles.

 Los Opioides más potentes se van añadiendo a los anteriores cuando con ellos no hay buena respuesta.

– Recomendaciones generales para el paciente:

Ha de intentar mantener un peso idóneo. Realizar ejercicio de manera habitual y según las posibilidades de cada cual. Ha de tener una buena nutrición con una dieta sana.

Se puede aplicar calor local.  El frío solo se aplicará si hay un brote inflamatorio.

Evitar sobrecarga de las articulaciones afectadas. Uso de bastón o muleta cuando sea necesario.

Evitar mantener durante mucho tiempo una misma postura. Evitar las escaleras. Evitar cargar peso excesivo.

Evitar movimientos bruscos. Evitar hacer durante mucho tiempo la misma actividad.

Uso de férulas cuando sean necesarias

Aplicación de Fisioterapia a base de Ultrasonidos,  Onda corta  Magnetoterapia etc

Dormir en cama plana. Evitar sentarse en sillones y sofás hundidos. Utilizar sillas con respaldo recto.

-Tratamiento quirúrgico en aquellas Artrosis muy avanzadas para corregir desviaciones o implantar prótesis.

EL  TRATAMIENTO SE APLICA A CADA PACIENTE SEGÚN SUS CARACTERÍSTICAS Y NECESIDADES.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.