Entradas

19
Jun

 

Síndrome del Músculo Piramidal Piriforme

El músculo Piramidal de la Pelvis tiene su origen en la cara pelviana del sacro.

Las causas mas frecuentes de la lesión del músculo y por tanto de que aparezca el síndrome van a ser:

  • Por Atrapamiento de los nervios de la zona o de los vasos.
  • Porque exista una disfunción mecánica previa, de la articulación sacro-ilíaca.14

Síntomas que dá el Síndrome del Músculo Piramidal Piriforme

  • En primer lugar va a aparecer dolor importante en la articulación sacroilíaca.
  • El dolor se puede extender a las zonas del glúteo, cadera o en parte posterior del muslo.
  • Es típico que el dolor aumente cuando se ejerce presión en esas zonas.
  • El dolor aumenta cuando el paciente permanece sentado durante mucho tiempo.
  • Pueden aparecer parestesias que se irradian a pierna y pie y este síntoma se conoce con el nombre de “falsa ciática”.

Diagnóstico del Síndrome del Músculo Piramidal Piriforme

Mediante la historia clínica, con la referencia del paciente a donde y cómo siente el dolor, con qué se acentúa y cómo se mitiga etc.

En la exploración del paciente se encuentra:

Dolor y debilidad cuando se realiza el movimiento de la aproximación del muslo.

Resistencia al movimiento cuando el paciente se encuentra en posición de sentado.

La cadera puede tener una rotación externa que se observa a simple vista.

A veces hay un aparente acortamiento de la pierna lesionada, que parece más corta que la otra.

Se encuentra dolor importante a la palpación del piramidal y de los puntos dolorosos referidos por el paciente.

Tratamiento del Síndrome Piramidal Piriforme

Si el paciente con este síndrome duerme de lado, sobre el lado sano, se colocará una almohada entre las piernas de forma que llegue hasta los tobillos. Con esa maniobra se aliviará el dolor

No debe permanecer sentado durante mucho tiempo.

Ha de evitar realizar ejercicios intensos.

Suelen aliviar los síntomas al darse un utomasajes de la zona dolorida.

También se obtiene beneficio haciendo  autoestiramiento pasivo del músculo piramidal con el paciente acostado boca arriba y con las caderas en flexión.

Así mismo son efectivos los ejercicios de reacondicionamiento.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.