Entradas

02
Ene

Síndrome de Fatiga Crónica

Síntomas del Síndrome de Fatiga Crónica.

Los síntomas de esta enfermedad son muy variados en cuanto al grado de severidad y de las formas de presentación en cada paciente.

En general la enfermedad se caracteriza por causar:

Fatiga o cansancio físico y psíquico intenso y continuado.

Intolerancia importante a la luz excesiva, a ciertos  sonidos y a los cambios bruscos de temperatura.

Dolores  musculares y articulares de mayor o menor intensidad pero continuados, sin que aparezca inflamación.97677695

También se acompaña de un Síndrome de sensibilidad química múltiple y de acusada Sensibilidad electromagnética.

Existe una evidente pérdida de la concentración y de la memoria, en ocasiones acompañados de una cierta Confusión e incluso de Desorientación.

Es frecuente la presencia de una Irritabilidad acusada con una significativa Intolerancia al estrés emocional.

A sí mismo está presente una significativa intolerancia a la actividad física. el paciente se cansa demasiado con esfuerzos mínimos.

Es característico que no se sienta descansado aún después de haber dormido tiempo suficiente.

También pueden presentar estos pacientes: Dolores de cabeza generalmente no muy intensos pero sordos y continuados.

Hay alteración de la temperatura corporal que puede ser desde una simple febrícula a fiebre elevada.

En ocasiones aparece dolor de  garganta e hipersensibilidad en los ganglios del cuello.

En el Síndrome de Fatiga Crónica aparece al principio, un cuadro similar al gripal, pero que no se cura y dura más de seis meses. Lo característico es que no se alivian los síntomas con el reposo y la fatiga es tan intensa que a veces impide realizar mínimas actividades.

Otros síntomas que también pueden aparecer en esta enfermedad son::

Taquicardia. Sensación de asfixia.

Vértigos. Sensación de mareo permanente.

Náuseas. Diarreas. Colon irritable.

Infecciones y molestias genitales y urinarias.

Problemas de digestión y alteraciones hepáticas.

Así mismo, los Síntomas Cognitivos y Emocionales son variados:

Se pierden memoria, concentración y habilidades para el aprendizaje.

Se ha comprobado que, si tenían realizado un análisis de coeficiente intelectual antes de enfermar, el que se realiza después de de comenzar la enfermedad es mucho más bajo.

Experimentan crisis de ansiedad, angustia y depresión, pero generalmente como consecuencia de la enfermedad, de no ser creídos y de sentirse incomprendidos.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.