Entradas

11
Feb

Sexualidad.

Conducta Sexual Femenina

En la Conducta Sexual de las Mujeres es donde más han influido los condicionamientos sociales.

 Con la finalidad de mantener el orden social y el dominio sobre las personas, numerosas religiones han impuesto estrictas normas de represión sexual, mucho más intensas en la mujer que en los varones.

El papel de la mujer fue el de complacer al varón y la crianza de los hijos y si no cumplía con esas normas, era cruelmente castigada y marginada, y aún lo sigue siendo en algunas sociedades.

Las nuevas concepciones sobre sexualidad y los métodos anticonceptivos seguros, han permitido a las mujeres introducir cambios en su conducta sexual, tales como participar activamente en la unión sexual, tomar la iniciativa, probar nuevas técnicas que aumentan el placer y expresar libremente sus sentimientos y deseos.

Sin embargo no hay que olvidar que estos planteamientos son generales y que varían en cada persona y en cada pareja.

También en la conducta sexual femenina consideramos los siguientes aspectos:

1) Aspecto físico

Tener una imagen positiva del propio cuerpo es muy importante para la autoestima y las relaciones con los demás.

Cada época establece un arquetipo de belleza. En la actual parece que el modelo es ser alta, esbelta, delgada y con grandes pechos. aabb

La realidad no es esa, teniendo en cuenta que la tendencia en los jóvenes es a alimentarse peor y a la tendencia a un excesivo sedentarismo, quizás fomentado por el uso-abuso de las nuevas tecnologías, con lo que se suele tender al sobrepeso.

Esto origina frustraciones y puede llegar a producir trastornos de conducta alimentaria

También nos encontramos en una sociedad donde se atribuye el éxito a la apariencia física, con lo que se han incrementado las intervenciones de cirugía estética, sobre todo los de mamas, de manera desmesurada.

2) Primera Experiencia Sexual

La virginidad se dirige a la mujer, aunque se utiliza de forma general, porque se refiere a la conservación integra del himen, o membrana vaginal. En algunas culturas se considera que la mujer debe llegar virgen al matrimonio.

Lo cierto es que la elasticidad del himen es diferente en cada mujer y alguno puede no romperse en las primeras relaciones sexuales, en otras ocasiones puede romperse antes de tenerlas por actividad física u otras causas ajenas al coito.

La primera relación sexual es importante para la mayoría de las mujeres. Sienten dolor con la rotura del himen, no saben cómo reaccionar en ese momento, sentimiento de culpabilidad o miedo a embarazos.

La sensibilidad y actuación de la pareja en ese momento es importante

Para unas mujeres es muy importante esa primera relación sexual, para otras la rotura del himen no es más que un trámite por el que hay que pasar para perfeccionar su conocimiento y placer en futuras uniones sexuales.

3) Masturbación

Como ya se ha mencionado en el apartado referido a la conducta sexual masculina, la masturbación comienza en la infancia, aumenta en la adolescencia y continúa en la edad adulta. La masturbación se considera beneficiosa.

El  informe Kinsey pone de manifiesto que las mujeres que se masturban alcanzan mejor el orgasmo

Sólo se considera patológica la masturbación cuando se recurre a ella de manera excesiva y compulsiva.

4) Fantasías Sexuales

Las mujeres tienen fantasías sexuales que coinciden con las de los hombres: tener relaciones con hombres distintos a su pareja habitual, pensar en actividades homosexuales, evocar contactos sexuales anteriores, relaciones sádicas en las que ejerce el papel de dominadora o ser objeto de una violación.

Como ya se señaló, éstas son conductas positivas o inofensivas a menos que interfieran en la conducta habitual del individuo o se conviertan en la única fuente de estimulación sexual.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.