Entradas

11
Mar

Celulitis

La Celulitis, además de ser un problema estético al que actualmente se la da bastante importancia, se trata de una alteración metabólica que cursa con inflamación del tejido conjuntivo y alteración de las células adiposas de la piel, en las que se va  acumulando la grasa de forma progresiva, debido fundamentalmente a un fallo de los  sistemas de drenaje.

Esta acumulación de grasa se manifiesta en forma de pequeños nódulos situados bajo la epidermis, que acumulan grasa, agua y toxinas.

Aparecen en determinadas zonas del cuerpo y se manifiesta como la característica alteración de la piel, conocida como “piel de naranja”.ob

Los muslos  el estómago y los brazos, son zonas especialmente susceptibles a la aparición de Celulitis.

La Celulitis constituye un problema muy frecuente en las mujeres y en la mayoría se presenta a partir de la adolescencia, aunque a medida que aumenta la edad, hay mayor incidencia de esta alteración.

Cómo se produce la Celulitis

Parece que la Celulitis se va a desarrollar en cuatro fases.

– Primera fase.

Empieza a funcionar mal el drenaje de los adipocitos o células grasas de la piel.  En esta fase aún no se ven los signos físicos de la Celulitis y la piel aparece aparentemente normal.

Segunda.

El tejido conjuntivo que rodea las células grasas (adipocitos) comienza a inflamarse con lo que se dificulta aún más el drenaje de éstos.  En esta fase se produce ya un pequeño edema de la zona afectada de la piel.

– Tercera.

Comienza también a estar  afectado el sistema linfático de la zona de la inflamación, con lo que se dificulta aún más el drenaje normal de la piel y aumenta la congestión.  Empiezan a formarse y a detectarse los nódulos y los hoyuelos en la dermis.

Cuarta.

Los tejidos de la zona se hacen más densos y fibrosos, aprisionan a los capilares sanguineos y a las fibras nerviosas  y, además de impedir el drenaje, se obstaculiza la nutrición de los tejidos implicados en la Celulitis, por lo que puede haber dolor en la zona.

Tipos de Celulitis

De acuerdo con la textura que presenta la “piel de naranja”, se distinguen tres tipos de celulitis:

Celulitis flácida o fibrosa.

Celulitis edematosa.

Celulitis dura o esclerótica.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.