Entradas

30
Oct

Aneurisma de Aorta

Se conoce como Aneurisma a la dilatación de un vaso sanguíneo

Los Aneurismas Aórticos son una dilatación permanente, localizada en la arteria, con un diámetro al menos 1,5 veces el tamaño del segmento de aorta donde aparece.

Suelen describirse los Aneurismas por algunas de sus características cómo:

-Localización:

Ascendente.

Cayado aórtico.

Descendente torácico.

Abdominal.

– Tamaño.

– Forma.

Fusiforme ( en forma de huso).

Sacular ( en forma de saco).si_2385

– Origen.

De los pacientes diagnosticados de Aneurisma Aórtico un 13% tiene varios Aneurismas.

Por tanto, la presencia de un Aneurisma Aórtico es un indicador de una enfermedad aórtica generalizada.

Por ello, cuando se diagnostica un Aneurisma en la Aorta, se debe estudiar toda la arteria en busca de otros.

Aneurismas de la Aorta Torácica

Se pueden localizar en:

Aorta Torácica Ascendente.

Cayado Aórtico.

Aorta Torácica Descendente.

En general, los Aneurismas de la Aorta Torácica son menos frecuentes que los de Aorta Abdominal.

Los de la Aorta Ascendente son los más frecuentes (50%) seguidos de los de Aorta Descendente (30%). Los menos frecuentes son los de Cayado Aórtico (10%) y los torácico-abdominales (10%).

Causas

De manera similar a la Disección de Aorta, los Aneurismas suelen deberse a degeneración o necrosis quística de la capa media de la pared de la arteria.

Esta necrosis o degeneración aparece con el envejecimiento

Además de la edad, la presencia de hipertensión acelera el proceso.

En personas jóvenes suele deberse a enfermedades del sistema conectivo (Síndrome de Marfán) o por el conocido como Síndrome Familiar de Aneurisma de la Aorta Torácica.

Síntomas

Reflejan la alteración vascular existente, por tanto pueden presentarse:

Insuficiencia aórtica.

Tromboembolismos.

Insuficiencia cardiaca congestiva.

Isquemia en extremidades, mesentérica.

El Aneurisma puede actuar como una masa que comprime estructuras adyacentes:

En aorta ascendente comprime a la vena cava superior.

En cayado, pueden comprimir traquea, bronquios, esófago o nervio recurrente, con la consiguiente sintomatología correspondiente a la estructura comprimida.

Aparece dolor torácico o de espalda por compresión de estructuras torácicas.

Dolor abdominal en el caso de Aneurisma de la Aorta Abdominal.

La Complicación más grave de un Aneurisma es la aparición de fugas o roturas.

La rotura se acompaña de dolor muy intenso en la zona donde antes existía un dolor más suave y de hipotensión.

En ocasiones, aunque es poco frecuente, un Aneurisma se puede romper hacia el esófago, previa formación de una fístula aorto-esofágica. Se produce entonces una hematemesis (vómito de sangre) brusca y abundante, que pone en peligro la vida del paciente.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.