Entradas

30
Oct

 

Aorta

Disección de Aorta (continuación).

Clasificación de la Disección de Aorta

Hay tres sistemas de clasificación.

1) Tipos de DeBakey I, II y III.

Los tipos I y II afectan a la Aorta Ascendente.

2) Tipos de Stanford A y B.

El tipo A afecta a la Aorta Ascendente y los de tipo B a cayado y Aorta Descendente.

3) Categorías de proximal y distal.

4) Agudas y crónicas.

De menos de dos semanas de evolución se considera Aguda.

De más de dos semanas se considera Crónica.

La forma aguda es la más grave.

A partir de las dos semanas de evolución se va reduciendo la mortalidad.

Las formas más frecuentes son las agudas.

Síntomasdiseccion-aortica

En la Disección Aguda el síntoma más frecuente es el dolor torácico.

Los pacientes que no presentan dolor tienen en su mayoría una Disección Crónica.

El dolor es brusco, intenso y continuo. Se diferencia con el infarto de miocardio porque en éste el dolor es creciente y no tan intenso.

El dolor es insoportable y el paciente lo describe como desgarrador, lacerante y punzante.

Puede doler la parte anterior del tórax y la espalda, y a menudo se va desplazando hacia abajo a medida que la aorta se desgarra.

Si el dolor es en cuello, garganta, mandíbula o cara, posiblemente se trate de Disección de Aorta Ascendente.

Si se localiza en espalda, abdomen o extremidades, predice afectación de aorta descendente.

Otros síntomas pueden ser:

Fallo cardiaco.  Síncope.

Accidente cerebrovascular.  Paraplejia.

Parada cardiaca.

Diagnóstico

Se realiza mediante:

Historia clínica (dolor)

Signos físicos: hipertensión, pulsos débiles, insuficiencia aórtica, signos neurológicos, infarto de miocardio, etc.

Electrocardiograma.   Ecocardiograma.

Tomografía axial computerizada (TAC)

Resonancia magnética.

Angiografía.

Tratamiento

Sin tratamiento adecuado y precoz la Disección de Aorta tiene una elevada mortalidad.

Tratamiento médico.

Es el tratamiento de inicio en todos los casos, tiene como objetivo salvar la vida del paciente y se lleva a cabo en una unidad de cuidados intensivos.

Las actuaciones fundamentales  son:

Estabilización hemodinámica.  Monitorización de constantes.

Reducir la hipertensión.  Tratar el dolor.

Tratamiento quirúrgico.

Se utiliza como tratamiento definitivo, con reparación quirúrgica de la lesión en el momento que se pueda realizar, teniendo en cuenta la situación general del paciente.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.