Entradas

17
Mar

Cáncer de Útero

Cuando se habla de Cáncer de Útero se hace referencia al cáncer del cuerpo del útero, no al cáncer de cuello del útero, que se  considera una entidad independiente.

El Cáncer de Útero se debe al crecimiento de células tumorales en el útero, o matriz, de las mujeres.

Lo más común es que se forme en el endometrio o capa que reviste el útero por dentro. Por ello se denomina a veces Cáncer de Endometrio.

Suele aparecer en los años previos a la menopausia o en los años siguientes, a partir de los cambios hormonales que existen en esa época de la vida de una mujer. Es poco frecuente en mujeres menores de 40 años.

Hay varios tipos de Cáncer de Útero.

Clasificación

Según su localización y estructura anatomopatológica pueden ser:

A) Sarcomas.   Se desarrolla en la capa muscular del útero.

Es un tipo muy poco frecuente de Cáncer Uterino. Representa menos del 1% de los cánceres ginecológicos.

Es más frecuente en mujeres posmenopáusicas.

Puede ser de tres tipos:

Carcinosarcoma.  Supone un 40-50% de los sarcomas uterinos.

Leiomiosarcoma.  Supone un 30%.     Sarcoma endometrial. Un 15%.

B) Cáncer de Endometrio.   Se desarrolla en el endometrio o capa interior del útero.

Son el grupo de cánceres ginecológicos más comunes.vector-ilustracion-de-chica-de-moda_23-2147492512

La mayoría son adenocarcinomas y hay diferentes tipos, unos más agresivos y otros menos. Por lo general se manifiesta unos años después de la menopausia.

Es frecuente que se desarrolle a partir de una hiperplasia endometrial y a menudo se acompaña de hemorragia vaginal.

Las más recientes investigaciones del mapa genético establecen cuatro grupos del Cáncer de Útero. Mediante este estudio se ha demostrado que uno de los cuatro tipos, considerado menos agresivo, comparte mutaciones con uno de los más agresivos, lo que cambia el criterio a la hora de hacer tratamiento del primero.

Existen factores que disminuyen el riesgo de este cáncer y son los siguientes:

Haber tenido embarazos.

Haber dado lactancia materna.

Realizar actividad física de forma regular.

Haber tomado anticonceptivos orales.

También existen factores que aumentan el riesgo de estos cánceres, tales como:

Menopausia tardía. Después de los 52 años.

No haber tenido hijos.

Ovario poliquístico y otras causas de anovulación ovárica.

Hacer tratamiento hormonal sustitutivo solo con estrógenos.

Tener historia personal de cáncer de ovario o de mama.

Factores hereditarios.

Padecer hiperplasia endometrial.

Diabetes, hipertensión y consumo excesivo de grasas.

Estadios del Tumor

Van del I al IV, dependiendo de que esté localizado en la cavidad uterina, haya alcanzado el útero, se haya extendido a vagina y órganos vecinos, o haya dado ya  metástasis.

Diagnóstico

Se realiza mediante exploración ginecológica.

Ecografía transvaginal.

Citología endometrial.  Legrado uterino.

Biopsia endometrial.  Histeroscopia.

Tratamiento

Depende de la fase en que se encuentre el tumor y del tipo genético del mismo.

Esencialmente el Tratamiento es quirúrgico. Por tanto, o se extirpa sólo útero, o útero, ovarios y trompas, o todo esto mas los ganglios de pelvis y de región aórtica.

Como tratamiento complementario se utiliza Radioterapia, Quimioterapia y Hormonoterapia dependiendo de cada caso concreto.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.