Entradas

11
Ago

Muerte Cerebral

Se ha de diagnosticar Muerte Cerebral de forma estricta, para cuestiones tales como:

Declarar muerta a una persona.

Para que legalmente se puedan leer testamentos, disponer de herencias, reclamar seguros, etc, de la persona fallecida.

Para aceptar la muerte biológica.

Para, dentro del marco ético y bajo el punto de vista médico, se pueda proceder a suspender los cuidados intensivos y, si es se dan las circunstancias precisas, proceder a la donación y extirpación de órganos.

Una vez declarado legalmente muerto el paciente, es cuando:

Se desconecta el ventilador.cerebro-humano

Se retira todo el soporte básico.

Se puede emitir el certificado de defunción.

Criterios de Muerte Cerebral: (Por cada criterio positivo se da un punto)

– Coma.

– Apnea o ausencia de respiración (con ventilador se hace hiperventilación con oxígeno al 100% y se valora si el paciente respira espontáneamente a los 3, 10 y 20 minutos).

– Midriasis paralítica.  No hay respuesta de las pupilas.

– No hay reflejo corneal.

– Ausencia de reflejo óculo-vestibular.

– Parálisis de musculatura espontánea.

– Ausencia de reflejo faríngeo y de la tos.

– No hay reflejo espino-ciliar.

– No hay postura de decorticación.

– No hay postura de descerebración.

– Hipotermia de origen central por debajo de 32º  C.

– No hay respuesta al test de Atropina.

Si la puntuación es de 12 puntos o más, se considera que hay Muerte Cerebral.

Tras estos criterios, si resultan positivos, se añade la realización de un Electroencefalograma (EEG), que aparecerá sin actividad y que es lo que se conoce como EEG plano.

Es importante señalar que un EEG plano si se realiza de forma aislada, no tiene valor. Que únicamente sirve en el diagnóstico de Muerte Cerebral como apoyo al resto de las pruebas clínicas.

Todos los signos de muerte cerebral  han de permanecer durante 6 horas para que ésta se pueda certificar, si se ha verificado que transcurrido ese tiempo el sujeto continúa sin tener cambios.

Otras pruebas a realizar para verificar el diagnóstico de Muerte Cerebral, pero que son optativas, pueden ser:

Angiografía cerebral para verificar la ausencia de circulación sanguínea.

Ultrasonidos con Doppler intracraneal.

Potenciales evocados somatosensitivos.

TAC cerebral con Tecnecio para verificar que no se capta el isótopo.

Criterios para el diagnóstico clínico de Muerte Cerebral

Estos criterios fueron elaborados por el Comité Ad-Hoc de la escuela de Medicina de Harvard en 1968 y se convirtieron en Ley en 1982.

Desde ese momento se abrió un debate que aún está vigente, pero se acepta de manera general que esos criterios afirman que el cerebro está muerto para todos los propósitos prácticos, cuando ya no funciona ni volverá a hacerlo.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.