Entradas

14
Dic

 

Espasticidad

Como ya se explicó en una anterior publicación, la Espasticidad es un trastorno del sistema nervioso por el que los músculos afectados permanecen continuamente contraídos.

El grado de Espasticidad en cada paciente es variable. Desde una leve rigidez muscular, hasta incontrolables espasmos musculares, graves y dolorosos.

Las consecuencias de esta enfermedad, cuando es grave, son:

La inmovilización del paciente.

La incapacidad o dificultad de higiene personal y alimentación.

Dificultad e imposibilidad de realizar cualquier tarea de la vida diaria.

Los dolores intensos y persistentes.paralisis_espastica

Numerosos ingresos hospitalarios.

Las complicaciones debidas a las estancias en el hospital.

Luxaciones de miembros, etc.

Todo ello va a provocar:

En primer lugar una lamentable calidad de vida del paciente.

Una atención continuada, mayor cuanto mayores sean sus dificultades.

Impacto negativo sobre familiares y/o cuidadores.

Un enorme coste familiar, sanitario y social.

En España, al igual que en otros países, hay un número importante de personas afectadas por Espasticidad.

– Con lesiones de origen medular.

La incidencia es de 20-25 casos nuevos por millón de habitantes cada año, por lesiones traumáticas. Por causas médicas (tumores, ictus, mielitis, entre 8 y 10 casos por millón.

El 66 % de las personas con lesión medular tiene Espasticidad y un 21 % necesitan tratamiento y atención continuada.

– Pacientes con parálisis cerebral.

La prevalencia es de 200 casos por millón. Desarrollan Espasticidad el 75 % de los pacientes y Espasticidad severa un 29 %.

– Pacientes con traumatismos craneales.

Son unos 1500 por millón de habitantes. Desarrollan Espasticidad un 48% de los pacientes y formas severas un 14 %.

– Pacientes con esclerosis múltiple.

La prevalencia en España es de unos 500 casos por millón de habitantes. El 63 % desarrollan Espasticidad y el 13 % Espasticidad severa.

Tratamiento de la Espasticidad

El tratamiento farmacológico se va a realizar con:

Medicamentos que actúan sobre el sistema nervioso central, como benzodiazepinas, badofeno, gabapentina, clonidina y cannabis y sus derivados.

Medicamentos que actúan sobre el sistema nervioso periférico, como fenol y toxina botulínica.

Terapia con baclofeno oral. Es efectiva pero presenta efectos indeseables en el 33 %. El 30 % de los pacientes con Espasticidad de origen medular no pueden ser tratados con baclofeno.

Terapia con baclofeno intratecal mediante una bomba de infusión programable. La eficacia predecible es del 97 % en las lesiones espinales y del 86 % en las de origen cerebral.

Esta medicación reduce el dolor, el tiempo de asistencia al paciente y el número de hospitalizaciones.

Las benzodiazepinas y derivados son agentes antiespásticos. El tetrazepan es el más neurorrelajante.

Toxina botulínica. Se está utilizando con buenos resultados en pacientes severamente incapacitados, aunque la experiencia es aún corta.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.