Entradas

02
Jun

Acupuntura

La Acupuntura es una técnica de la medicina tradicional china, que se basa en la introducción y manipulación de agujas en el cuerpo con el objetivo de restaurar la salud y el bienestar del paciente.

Además de insertar agujas y rotarlas, los acupuntores utilizan las moxas (moxibustión). La más utilizada se hace en forma de cigarro puro o cono de Artemisa, que se enciende en el extremo superior para calentar el punto, o se corta un trozo, se coloca en el mango de la aguja y se deja hasta que se consume totalmente.

La Acupuntura se utiliza fundamentalmente para el tratamiento del dolor.

El 16 de Noviembre de 2010 la UNESCO declaró la Acupuntura china como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

La Acupuntura es originaria de China, aunque hay también Acupuntura japonesa y coreana.

La Medicina Tradicional China se remonta al menos hasta hace 4000 años.

Esta medicina considera al cuerpo humano como un sistema de flujos de energía, como un todo que se relaciona entre sí, porque los órganos y sistemas del organismo no funcionan aislados.

Se utilizan los términos yin y yang para denominar energías complementarias que deben estar en equilibrio.

La Medicina China tiene en cuenta cinco elementos a valorar que son: madera, fuego, tierra, metal y agua.

Además, según esa medicina, la energía vital fluye por el cuerpo a lo largo de catorce meridianos que corresponden a los doce órganos, más dos extraordinarios permanentes, que son el de la concepción y el vaso gobernador situado en la línea media corporal.

Tenemos 365 puntos dentro de los catorce meridianos y además existen fuera de ellos los llamados puntos curiosos y los puntos dolorosos,

La enfermedad, según la medicina tradicional china, no es definida por síntomas, sino por un desequilibrio de las energías yin y yang.

Según esto, si se introducen agujas finas en puntos específicos de cada meridiano, se va a equilibrar la energía alterada del acupunturaatlasórgano que lo rige, bien estimulando o bien deprimiendo esa energía.

Actualmente la Acupuntura es ofertada como prestación sanitaria en los sistemas de salud de China, Cuba y Vietnam.

La OMS (Organización Mundial de la Salud) recomienda que la Acupuntura sólo debe realizarse bajo la supervisión de un médico titulado que haya adquirido capacitación superior en esta técnica. Según la misma organización es difícil establecer contraindicaciones absolutas de la Acupuntura, pero por razones de seguridad habría que evitarla o aplicarla con mucha precaución en situaciones delicadas.

Sigue abierto el debate o la simple afirmación de que la Acupuntura es una medicina alternativa a la medicina occidental, ya que algunos sectores científicos la definen como un placebo.

En los últimos años se ha intentado demostrar la base científica de la Acupuntura y su capacidad de influir positivamente en algunas patologías.

Además algunas universidades la han incluido en sus planes de estudios, impartida como Master.

De forma general la OMS (Organización Mundial de la Salud) reconoce a la Acupuntura como complemento útil para una gama variada de enfermedades, sobre todo las de carácter crónico.

Por otra parte se le reconoce el hecho de que reduce el dolor en procedimientos quirúrgicos, y que el paciente puede en muchos casos disminuir la ingesta de fármacos.

Efectos de la Acupuntura

En teoría la Acupuntura tiene los siguientes efectos positivos:

Efecto analgésico. En dolor crónico o agudo. En China se utiliza incluso como anestesia en algunas intervenciones quirúrgicas.

Efecto antiinflamatorio. Se utiliza en inflamaciones y edemas, y en problemas músculo-esqueléticos. Parece que se utiliza cada vez más en Medicina Deportiva.

Efecto sedante y relajante. En estados de ansiedad, estrés, insomnio o depresión. En rehabilitación de parálisis faciales y paresias de extremidades.

Efecto anorexígeno. Reduce la sensación de hambre, por lo que se utiliza como refuerzo en tratamientos de obesidad y trastornos del metabolismo.

Indicaciones terapéuticas de la Acupuntura reconocidas por la OMS

Según la Organización Mundial de la Salud la Acupuntura puede ser eficaz como tratamiento complementario en patologías tales como:

Control del dolor agudo y crónico.

Dolor de hombro.

Dolor de cabeza (migraña y tensión), vértigo (enfermedad de Meniere), tinnitus.

Artritis, artrosis.

Síndromes de la columna cervical y lumbar.

Bursitis, tendinitis, síndrome del túnel carpiano.

Dolor atípico en el pecho.

Mejora el proceso de curación de las fracturas.

Espasmos musculares, temblores, tics, contracturas.

Fascitis plantar.

Ansiedad, insomnio, ataques de pánico.

Tos.

Adicciones.

Palpitaciones.

Sinusitis alérgica.

Anestesia para pacientes de alto riesgo o pacientes con antecedentes de reacciones adversas a los anestésicos.

Esguinces y contusiones.

Bruxismo.

Trastornos funcionales gastrointestinales (náuseas, vómitos, espasmo esofágico, hiperacidez, colon irritable).

Estreñimiento, diarrea.

Distensión abdominal/flatulencia.

Edema.

Hipo persistente.

Íleo post-traumático y post-operatorio.

Neuralgia (trigémino, herpes zoster, dolor postherpético, otros)

Parestesia.

La Acupuntura siempre debe ser aplicada por un Acupuntor bien adiestrado en la técnica.

La definición y caracterización de puntos acupunturables está estandarizada y sigue una guía escrita por la OMS. En esa guía se describen una serie de métodos prácticos, solo con fines de estudio, pero se ha interpretado como guía oficial y se emplea su misma nomenclatura estandarizada, que agrupa a las grandes tradiciones de la Acupuntura.

.

Referencias:

Revista de la Sociedad Española del dolor

.

El Tema: Acupuntura Indicaciones, ha sido revisado, elaborado y resumido por la Dra María Julia Romero Martín,  Especialista en Medicina Interna, olegiada  Nº  49/556,  para publicar en:   www.tumedicoaltelefono.es

 

 

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Llámanos: 807 405 521 * Condiciones en
portada