oct 28

Adolescencia y Salud

Adolescencia y Salud

La Adolescencia es la etapa de la vida que se inicia en la pubertad (10-15 años) y da paso a la juventud (18-20 años).

No se puede medir cronológicamente, porque depende del ritmo interno de cada individuo y de su maduración.

Las chicas suelen alcanzar la madurez unos dos años antes que los chicos.

Son años de cambios físicos y mentales y por tanto de riesgos para la Salud, por ello hay que procurar de forma especial que las forma de vida de los Adolescentes sea saludable.

Junto a un cuerpo cambiante y ya de una estatura elevada y de una gran complejidad emocional, el Adolescente puede tener una gran ingenuidad cognitiva.

El Adolescente comienza a tener un proyecto de vida personal, propio y, a medida que madura, va a ir superando conflictos y buscando un entorno amigable y su estabilidad emocional.confused

En los Adolescentes la maduración física precede en unos años a la madurez emocional y a la cognitiva, y estos desfases se manifiestan en forma de inseguridad y de ciertos miedos a sí mismos y a los demás.

La maduración del lóbulo cerebral prefrontal es incompleta y por tanto el Adolescente puede pensar a corto plazo pero tiene dificultad para hacerlo a largo plazo, por lo que el futuro no está dentro de la lista de sus preocupaciones.

Psíquicamente el Adolescente entra en un auténtico despertar a la vida y vive con mayor intensidad emociones y sentimientos, pero también es cuando se va adhiriendo a determinadas ideas y desarrolla gustos propios.

Desde el punto de vista emocional tienen una marcada labilidad con tendencia a la baja autoestima. Los Adolescentes son más sensibles al etiquetado y a la exclusión social que los adultos.

El Adolescente va a vivir una serie de contradicciones y ambivalencias que irá resolviendo posteriormente en la etapa juvenil. Entre estas contradicciones están las siguientes:

Entusiasmo eufórico frente a apatía y tristeza.

Independencia de la familia frente a la dependencia afectiva y económica.

Solidaridad universal frente a un egoísmo personal.

Rebeldía contra los padres frente a la demanda de su protección.

Idealismo utópico frente a un egocentrismo extremo.

Demanda de trato como responsable frente al rechazo de responsabilidades.

Pensador y gran discutidor frente a un generalizador simplista.

Amor y  odio hacia los padres o sus referentes afectivos.

Originalidad personal frente a un gregarismo mimético con su grupo.

Ascetismo religioso frente a sensualidad.

El Adolescente desde el punto de vista cognitivo ya puede pensar por sí mismo, por ello discuten más y discuten mejor, pero para ayudarles en su maduración, además de enseñarles a pensar, es esencial aportarles como contenidos el aprender y el saber.

En la Adolescencia el impulso erótico y sexual es muy fuerte y la tendencia a tener actividad sexual también. En este aspecto sus ideas, actitudes y comportamientos están condicionados por los valores, costumbres y controles sexuales de la sociedad en la que viven.

No comments yet.

Add a comment


siete − = 1

Show Buttons
Share On Facebook
Share On Twitter
Share On Google Plus
Share On Linkdin
Hide Buttons