sep 21

Alergia a Ácaros del Polvo

Alergia a Ácaros del Polvo

Los Ácaros del Polvo son animales diminutos emparentados con las arañas, que viven en casi todos los lugares de clima templado y humedad relativamente alta.

Uno de los lugares preferidos para desarrollarse es el polvo del interior de las viviendas.

Como necesitan humedad y suele molestarles la luz, sus lugares favoritos van a ser colchones, almohadas, alfombras, cortinas y peluches, etc.

Sus alimentos favoritos son las escamas desprendidas de la piel humana o de los animales.

Son animales muy pequeños, miden unos 0,3 mm y solo son visibles a través del microscopio. Se multiplican mejor cuando la temperatura es tibia y relativamente húmeda.

Los ácaros escasean en lugares secos y situados a determinada altura, y mueren cuando la humedad del aire baja de 40-50 %.

Sobreviven a la aspiradora porque tienen una especie de garfios con los que se sujetan al material en el que viven.

No contagian enfermedades y serían considerados inofensivos si no fuera por la cantidad de personas alérgicas a ellos.

La vida media de un Ácaro del Polvo es de entre 10 y 19 días.

Alergia a Ácaros

Se han encontrado siete sustancias alergénicas en los Ácaros del Polvo, que se localizan fundamentalmente en sus heces y huevos.

Los sistemas de calefacción aumentan el problema porque las partículas se reparten con el aire por las habitaciones.

Se considera que los Ácaros del Polvo son responsables del 50-80% del total de los casos de asma, eczema, fiebre del heno y otras alergias.2783903_640px

La temporada de los Ácaros es bastante errática, pero en mayor o en menor proporción, en las viviendas, suelen mantenerse durante todo el año.

Síntomas y Tratamiento

Los síntomas son los ya conocidas de las Alergias: rinitis, conjuntivitis, faringitis y, en ocasiones, asma.

También pueden aparecer erupciones cutáneas.

El tratamiento mejor es la Prevención.

En el cuadro agudo se utilizan como tratamiento antihistamínicos y otros fármacos, dependiendo de los síntomas que presente cada paciente.

Medidas de Prevención

Mantener la casa limpia y airear diariamente las habitaciones.

Exposición de colchones, ropa de cama y demás lencería del hogar al sol y cambio frecuente de colchones.

Lavado frecuente a más de 60º C de la ropa de cama.

Evitar alfombras, pero si se tienen, lavarlas también con frecuencia a altas temperaturas.

Evitar tener en casa animales domésticos.

Utilizar fundas antiácaros para los colchones y almohadas.

Utilizar aspiradores con filtro de agua, HEPA, o con sistemas hidráulicos.

Lavar con frecuencia los muñecos de peluche, aunque es mejor evitarlos.

Mantener una atmósfera seca entre 50 y 60 % de humedad relativa y una temperatura de entre 18 y 20 ºC.

Evitar regiones de climas húmedos, porque cuanta más humedad más Ácaros.

Colocar la ropa en armarios cerrados.

Limpiar sin levantar polvo, con paño húmedo o con bayetas especiales.

Si se utilizan filtros de aire, que sean de alta eficiencia.

No comments yet.

Add a comment


6 + ocho =

Show Buttons
Share On Facebook
Share On Twitter
Share On Google Plus
Share On Linkdin
Hide Buttons