mar 4

Alimentos y Calor. Alimentación en Verano

 

Alimentos y Calor

Alimentación en Verano

Debido a las altas temperaturas, en verano se deben extremar los Cuidados de los Alimentos para evitar Intoxicaciones Alimenticias.

Es importante adaptar la alimentación a las temperaturas altas, sobre todo en niños y ancianos.

En Niños

Priorizar frutas y verduras en las comidas.

Ofrecerles agua continuamente sin dar lugar a que la pidan (vaso o biberón, según la edad).imagesali

Si se despierta durante la noche, darles agua.

Ofrecerles yogures y leche fría siempre que no haya contraindicación para tomarlas.

 En Ancianos

Beber abundantes líquidos, anticipándose a la sensación de sed.

No tomar alimentos ni bebidas muy frías, porque atenúan la sensación de sed.

Tomar infusiones, gazpachos, sopas frías.

Si la persona come poco o menos de lo común, tiene que aumentar el aporte de líquidos para compensar los que van incluidos en frutas, verduras, etc.

Consejos Generales

Tomar agua y zumos en abundancia.

Evitar alimentos pesados, como fritos, cocidos de legumbres y verduras flatulentas.

Consumir alimentos de fácil digestión, cereales, frutas, verduras, gazpachos y sopas frías.

Hacer ejercicio moderado, nunca a las horas de sol intenso.

No romper la cadena de frío de los alimentos.

Al comprar alimentos, compre los frescos más perecederos en último lugar antes de llevarlos a casa.

Si hace turismo rural, no busque productos “caseros o artesanales”, compre productos con control sanitario.

No adquiera alimentos perecederos en puestos ambulantes.

Mantenga orden en el frigorífico, sin cargarlo demasiado y colocando los alimentos en las zonas correspondientes a la temperatura que requieran.

Descongele los alimentos siempre dentro del frigorífico y no recongele lo descongelado.

Limpiar el frigorífico con agua con lejía al menos cada 2 ó 3 semanas.

Lave y desinfecte, si es necesario con agua con lejía, las frutas y verduras antes de consumirlas.

En las comidas de excursión al campo o playa, evite alimentos con huevo, salsas y cremas. Lleve agua envasada para el consumo y recoja todos los restos. ¡No contamine la naturaleza!

Compruebe la fecha de caducidad de los alimentos envasados antes de su consumo.

En los establecimientos de temporada (chiringuitos), consuma productos que le ofrezcan garantía, bien manipulados con útiles limpios y adecuadamente refrigerados.

Evitar las aperturas frecuentes del frigorífico.

Si consume mayonesa casera o cremas elaboradas con huevos, consumirlas después de la elaboración y deseche los restos.

Observar olor y color de los alimentos antes de cocinarlos.

Los productos sensibles han de permanecer el menor tiempo posible a temperatura ambiente.

Mantener productos químicos e insecticidas lejos de los alimentos.

Para trasladar alimentos al campo o a la playa, se colocan los alimentos más sensibles cerca de la fuente de frío de la bolsa nevera.

No usar nunca recipientes que han contenido alimentos, para guardar productos químicos, pues podrían ser consumidos accidentalmente.

No comments yet.

Add a comment


− 1 = seis

Show Buttons
Share On Facebook
Share On Twitter
Share On Google Plus
Share On Linkdin
Hide Buttons