Entradas

15
Nov

Anemia Perniciosa

Síntomas de Anemia Perniciosa

Los síntomas de esta anemia son muy variados. Los más típicos y que se encuentran en los pacientes más comúnmente van a ser:

Cansancio.  Es muy común que el paciente  comience a quejarse de un cansancio inexplicable y que a medida que pasa el tiempo va en aumento.

Taquicardia.  Es frecuente que cuando la anemia es importante aparezcan episodios de taquicardia de diferente frecuencia y duración variable.

Diarrea o estreñimiento. También va a haber alteraciones del ritmo intestinal e igual pueden sufrir diarrea que estreñimiento o ambos procesos de manera alternante.

Así mismo el paciente va a tener falta de apetito, con frecuencia se queja de mareos, de falta de energía y de ganas para hacer sus tareas habituales.

Es evidente la Palidez de piel.

Cosquilleos y hormigueos en extremidades son frecuentes así como la presencia de inflamación de lengua y encías (gingivitis), y a veces sangrado de éstas de forma espontánea o con el cepillado dental.

Unido al cansancio y la desgana suelen referir estos pacientes dificultad creciente para respirar.

En los casos más severos de Anemia Perniciosa junto a los síntomas descritos pueden aparecer otros como:

Neuropatía periférica importante con pérdida de fuerza y sensibilidad, sobre todo en extremidades.

Pérdida de equilibrio.

Depresión.

Confusión.

Problemas cardiovasculares.

 Pronóstico de los pacientes con Anemia Perniciosa

Generalmente los pacientes de Anemia Perniciosa evolucionan bien con el tratamiento, teniendo siempre en cuenta que cuanto antes se inicie éste, mejor es su evolución.

El daño neurológico si lo hubiera, se puede hacer crónico si el paciente pasa más de 6 meses sin tratamiento, desde que empiezan a manifestarse los síntomas.

Complicaciones de la Anemia Perniciosa

Como ya se ha apuntado, una posible complicación importante es el Daño Neurológico Permanente

También se ha visto que las personas con Anemia Perniciosa son más propensos a padecer pólipos gástricos y en el futuro a sufrir Cáncer de estómago.

Prevención de la Anemia Perniciosa

No hay otra forma de prevención de esta forma de anemia, que intentar detectar a las personas con riesgo, sobre todo ancianos que no tienen una nutrición adecuada, personas con alcoholismo y otras carencias y una vez detectadas realizar estudio analítico para poder hacer el diagnóstico correcto lo antes posible para así mismo, comenzar cuanto antes el tratamiento.

Tratamiento de la Anemia Perniciosa

Como ya se ha apuntado el tratamiento se ha de comenzar a administrar de la forma más precoz posible.

El objetivo del tratamiento de los pacientes que sufren esta forma de anemia es aumentar los niveles de Vitamina B12 hasta que tengan las cifras que se consideran normales de acuerdo con su edad. Para hacer el tratamiento correcto se van a emplear:

En primer lugar una dieta rica en alimentos que lleven incluida la Vitamina B12 entre los nutrientes que los componen.

El tratamiento farmacológico se realiza a base de poner una inyección de Vitamina B12 todos los meses, hasta que las cifras se hayan recuperado. Aunque hay que tener en cuenta que algunos pacientes que presenten cifras muy bajas de Vitamina B12 pueden necesitar la dosis inyectable con más frecuencia al inicio del tratamiento.

Algunas personas, sobre todo los ancianos con déficit de vitamina no demasiado importante, pueden responder bien al tratamiento con fármacos de administración oral y de esa manera se les evita un pinchazo de forma periódica.

También existen preparados farmacológicos de  Vitamina B12 que se pueden administrar por vía nasal.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Llámanos: 807 405 521 * Condiciones en
portada