abr 17

Ansiedad Generalizada

 

Ansiedad Generalizada

La Característica principal de la Ansiedad Generalizada es que se trata de un cuadro que cursa con síntomas de Ansiedad y dura más de 6 meses.

El curso de esta patología es de carácter crónico pero fluctuante, con empeoramientos que suelen coincidir sobre todo  con periodos de estrés.

El diagnóstico se realiza una vez que se han descartado otros trastornos.

Puede coincidir y presentarse a la vez con fobias, trastornos de pánico y con trastornos afectivos.

Criterios de Diagnóstico de Ansiedad Generalizada según el DSM-IV-TR

Se trata de una cuadro de Ansiedad y preocupación excesivas que se prolonga durante más de 6 meses.

El individuo no puede controlar ese estado mental por más esfuerzo que ponga en ello.

La Ansiedad se asocia además a tres o más de los siguientes síntomas:

-Inquietud o impaciencia notables.

-Una Fatigabilidad fácil. Se muestran casi permanentemente cansados.

-Tienen dificultad manifiesta para concentrarse en cualquier tarea.

-Irritabilidad excesiva y casi constante.

-Tensión muscular que en ocasiones se manifiesta con contracturas dolorosas.

-Alteraciones del sueño.

La Ansiedad no está referida a un solo hecho sino a varios aspectos o todas de la vida diaria del paciente.

La Ansiedad provoca un notable malestar y deterioro evidente de la vida del individuo que la padece.

Para hacer el diagnóstico de Ansiedad Generalizada, previamente se ha descartado que las alteraciones que sufre el paciente no se deben a una enfermedad orgánica o a consumo de ciertas sustancias.

Tratamiento de la Ansiedad Generalizada

Para que el tratamiento sea efectivo y adecuado se recomiendan intervenciones psicológicas que incluyen terapia individual o de grupo, dependiendo de cada paciente en particular.

Se recomienda como necesario que el paciente debe mantener las actividades normales de la vida diaria y algunas  otras que favorezcan la sociabilidad.

En cuanto al Tratamiento Farmacológico, existe cierta controversia.

Antes, el tratamiento generalmente aceptado era el uso de Benzodiazepinas.

En la actualidad, se recomienda limitar el uso de estos fármacos, en caso de que se utilicen, a no más de cuatro semanas.

En algunos casos se recomienda usar  Sertralina como primera opción.

En general el tratamiento es personalizado y se debe adaptar a las necesidades y características de cada paciente.

No comments yet.

Add a comment


9 + = once

Show Buttons
Share On Facebook
Share On Twitter
Share On Google Plus
Share On Linkdin
Hide Buttons