oct 7

Arteritis de Células Gigantes o Arteritis Temporal

 

Arteritis de la Temporal

Diagnóstico de las Arteritis de Células Gigantes

Hay una serie de criterios clínicos o histológicos (tras realizar biopsia de la arteria afectada) acordados por consenso en 1990 en el Colegio Americano de Reumatología.

Para hacer el diagnóstico de Arteritis de la Temporal el paciente ha de reunir tres de los cinco criterios siguientes:

1) Aparición de los síntomas a partir de los 50 años.

2) Comienzo de un nuevo tipo de localización del dolor de cabeza.

3) Alteraciones de la arteria temporal tales como una disminución o ausencia de pulso.

4) Velocidad de Eritrosedimentación sanguínea igual o mayor de 50 mm/h.

5) Alteraciones típicas y específicas en la biopsia de la arteria temporal.

A la palpación de la arteria temporal, además de ausencia de pulso, se la nota engrosada.Arteritis-temporal123

En el estudio de la biopsia de la arteria se encuentran infiltraciones de linfocitos y macrófagos y células gigantes.

Para realizar el diagnóstico se pueden llevar a cabo también otros exámenes, tales como:

Dopler carotídeo.

Resonancia magnética.

Tomografía por emisión de positrones.

Ultrasonidos.

En la analítica de sangre se deben obtener otros datos, además de la velocidad de eritrosedimentación, como son:

Hemoglobina y Hematocrito.

Pruebas de función hepática y proteína C reactiva.

Evolución de la Arteritis Temporal

Pueden desaparecer los síntomas tras la administración de Corticoides.

Para finalizar el tratamiento, la disminución de dosis de los fármacos ha de ser progresiva ya que de lo contrario se pueden presentar repeticiones o recidivas de la enfermedad.

Tratamiento

Ha de realizarse el tratamiento de forma precoz para evitar problemas graves como ceguera, ictus o demencia.

Se comienza a administrar Corticoides por vía oral. En ocasiones se recomienda añadir ácido acetil salicílico.

En general el paciente empieza a encontrarse mejor al cabo de pocos días después de iniciado el tratamiento.

Los pacientes deben hacer tratamiento con los corticoides durante 1-2 años y posteriormente se va a ir reduciendo la dosis muy lentamente.

La principal complicación de la administración de corticoides es la osteoporosis, con el consiguiente aumento de fracturas óseas de estos enfermos.

Para proteger los huesos se recomienda:

Tomar calcio, vitamina D  y/o alendronatos, bajo prescripción y vigilancia de su médico.

Caminar o hacer otro tipo de ejercicio.

Evitar fumar y tomar alcohol en exceso.

Vigilar los huesos realizando densitometría ósea periódicamente.

Complicaciones de la Arteritis Temporal

Las posibles complicaciones de la enfermedad si no se hace tratamiento a tiempo van a ser:

Extensión de la vasculitis a otras zonas del cuerpo.

Pérdida brusca de visión.

Accidente cerebrovascular transitorio o definitivo.

Cuadros de demencia.

Formación de aneurismas en la arteria temporal.

Pronóstico de la Arteritis Temporal

La mayoría de los pacientes se recuperan por completo con el tratamiento adecuado, por lo que el pronóstico es bueno.

En algunos pacientes la enfermedad puede reaparecer al cabo de los años.

Un mínimo porcentaje de pacientes, a pesar de recibir tratamiento a tiempo, pueden presentar complicaciones vasculares.

No comments yet.

Add a comment


− uno = 6

Show Buttons
Share On Facebook
Share On Twitter
Share On Google Plus
Share On Linkdin
Hide Buttons