ene 8

Asma en el Niño. Síntomas.Tratamiento

 

 

Asma en el Niño

El Asma es una dificultad respiratoria ocasionada por la inflamación y estrechamiento de las vías respiratorias.

En el 85 % de los casos comienza entre los 2 y 5 años de vida, pero existe un pequeño número de pacientes con síntomas antes de los 2 años, que obliga a hacer el diagnóstico diferencial del Asma con otra enfermedad distinta pero parecida que es el “síndrome de obstrucción bronquial del lactante”.

La prevalencia va en aumento en todo el mundo.

No se conoce la causa, pero podría ser debido a los cambios progresivos que se producen en el medio ambiente, tanto dentro como fuera del domicilio.

Causas de Asma

Las causas son numerosas tal y como las que se mencionan a continuación:

Por aspiración de un cuerpo extraño.

Debida a infecciones víricas o bacterianas.

Por malformación congénita del árbol bronquial.

Por Fibrosis quística.  Bronquiectasias.  Atelectasias.

Disquinesia bronquial.  Cardiopatías congénitas.

Polvo.  Moho.  Polen.

Animales.  Aire especialmente frío.

Cambios bruscos de temperatura. Humos.

Ejercicio excesivo o mal tolerado.

Síntomas de Asma

Los síntomas típicos van a ser:

Dificultad respiratoria  o disnea.

Jadeo y fatiga.

La respiración es más rápida de lo normal.

Tos persistente.

Silbidos en el pecho (sibilancias) al expulsar el aire de los pulmones.

Irritabilidad del niño y síntomas de cansancio.

Trastornos del sueño y bolsas oscuras bajo los ojos.

Algunos niños presentan más sintomatología por la noche.

Clasificación del Asma según la gravedad

a)    Asma intermitente episódica.

Los síntomas son leves y están desencadenados por alérgenos o por infecciones respiratorias.

b)    Asma persistente leve

A partir de los 5-6 años el niño puede presentar cuadros de Asma desencadenados por diversos estímulos.

Suelen presentarse los síntomas por la noche, varias veces en el mes. Son leves y no producen alteraciones significativas en la vida diaria del niño.

c)    Asma persistente moderada.

Es un cuadro similar al anterior, pero si afecta de forma negativa a las actividades normales del niño, y se presenta varias veces a la semana.

d)     Asma persistente grave.

El niño presenta síntomas a diario, son crisis importantes que a menudo necesitan atención en Servicios de Urgencia e incluso hospitalización.

e)    Asma grave episódica.

Cuadro grave, poco frecuente, pero que siempre necesita hospitalización.

f)    Asma inducida por ejercicio.

g)   Asma inducida por alérgenos por hipersensibilidad a alimentos.

Tratamiento del Asma en el Niño

Para tratar el Asma en el Niño, hay que considerar todos los factores que la provocan y la forma y el grado de gravedad en los que se suele presentar la enfermedad en cada paciente concreto.

Hay evidencias que demuestran que, además de tratar la sintomatología aguda cuando aparece, si se controla de forma adecuada la enfermedad en toda su evolución, se pueden prevenir los estadios o las crisis graves.

El esquema de tratamiento que propone la Sociedad de Pediatría va a ser el siguiente:

1)  Asma intermitente leve

Cuando el niño la forma de enfermedad que padece es un Asma intermitente leve, puede responder bien a los fármacos Beta-2 agonistas (salbutamol, fenoterol, etc.) por vía inhalatoria y administrados durante los periodos en los que el niño presenta síntomas.

2)  Asma persistente leve

En el Asma persistente con síntomas leves el tratamiento de elección son los Beta-2 agonistas inhalados, a requerimiento o a demanda.

3)  Asma persistente moderada

En el Asma persistente cuyos síntomas ya son moderados el tratamiento adecuado parece ser a base de Corticoides inhalados (beclometasona) a dosis bajas junto a los fármacos beta-2  agonistas inhalados, e incluso se puede utilizar también el bromuro de ipratropio.

4)  Asma persistente grave

Cuando el Asma es en forma grave y persistente o continuada, los fármacos a utilizar van a ser la Bludesomida o la fluticasona.

5) Crisis grave.

En una crisis grave de Asma se utilizan Corticoides inhalados, mas corticoides orales. Pero hay que tener presente que el niño tiene que acudir a un servicio de urgencias y el Tratamiento  ha de ser Hospitalario hasta la recuperación de la crisis.

 Prevención del asma en el Niño

Las crisis de Asma en al Niño se previenen en primer lugar eliminando o disminuyendo los factores desencadenantes. Es deseable tomar las siguientes medidas:

Evitar la exposición a pólenes de plantas.

Controlar en lo posible la presencia de mohos.

Reducir al máximo el polvo doméstico.

Eliminar el  humo del tabaco y no fumar en presencia del niño.

Mantener las mascotas animales fuera de casa.

No usar chimeneas en los espacios interiores.

Usar productos de limpieza sin aromas.

No comments yet.

Add a comment


8 − siete =

Show Buttons
Share On Facebook
Share On Twitter
Share On Google Plus
Share On Linkdin
Hide Buttons