Entradas

09
Jul

 

Bartolinitis

Diagnóstico de la Bartolinitis

La Bartolinitis se va a diagnosticar en primer lugar por la Historia clínica y los síntomas tan característicos y tan localizados en la zona genital que refiere la paciente y posteriormente cuando el ginecólogo realiza una exploración vaginal, mediante la que se aprecia a simple vista la inflamación de mayor o de menor tamaño de la glándula de Bartolino afectada.

En muchas ocasiones los quistes de la glándula de Bartolino están inflamados simplemente y no están infectados, pero en otras ocasiones sí tiene una infección que generalmente es bacteriana.

Esta infección suele ser producida por bacterias que se encuentran en la piel, como el Staphylococus aereus, o bacterias intestinales como el E Coli.

En otras ocasiones la infección puede ser producida por el Gonococo o por la Clamydia. En estos casos, se considera que se trata de una infección de  transmisión sexual.

Si se sospecha la presencia de una Bartolinitis con infección se debe realizar lo antes posible un cultivo del líquido drenado por la glándula para determinar qué tipo de bacteria la produce y así poder aplicar el tratamiento específico adecuado.

Tratamiento de la Bartolinitis

El más habitual sobre todo si existe infección se hace a base de fármacos:

Antibióticos.  Antiinflamatorios. y Analgésicos.

Con este tratamiento suele resolverse el proceso en poco tiempo, en la mayor parte de los casos.

Si a pesar de el tratamiento descrito la glándula no drena sola, se debe que realizar una pequeña incisión para facilitar la salida del líquido y pus  acumulados.

Generalmente se realiza el drenaje con anestesia local.

En casos de Bartolinitis recurrentes o de repetición se puede recurrir a la marsupialización de la glándula, que consiste en hacer una abertura ancha para que no pueda cerrarse el orificio.

Otros métodos a utilizar en la Bartolinitis recurrente, pero que son menos habituales pueden ser:

  • La extirpación de la glándula con utilización de rayos laser.
  • La Extirpación de la glándula directamente con cirugía.

Como prevención de las Bartolinitis se recomienda:

  • Prácticar siempre sexo seguro, con la protección adecuada.
  • tener de manera continuada buenos hábitos higiénicos en lo que se refiere al aparato genital.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Llámanos: 807 405 521 * Condiciones en
portada