Entradas

09
Mar

 

Brucelosis

¿Qué es la Brucelosis?

Es una enfermedad causada por la bacteria llamada Brucella.

Esta bacteria es transmitida entre animales y de éstos va a pasar a los seres humanos.

Es considerada como una Enfermedad Profesional y ocupa el segundo lugar del registro de enfermedades profesionales, en nuestro país, detrás de las dermatitis profesionales.

Las tasas más altas se registran en zonas del interior y las más bajas en el litoral y los núcleos mas industrializados.

La tendencia evolutiva es decreciente en los últimos años.

España y Grecia están a la cabeza, en la Unión Europea en número de casos.

¿Cómo se contagia?

Los huéspedes habituales de la Brucella son los animales, y de éstos pasan al hombre.

Existen varios tipos de Brucella:

Brucella melitensis. Afecta sobre todo a cabras y ovejas y es la responsable de la mayor parte de los casos en nuestro país.

Brucella abortus. Afecta sobre todo a ganado bovino y es responsable de la mayor parte de los cuadros sin síntomas, en personas con exposición profesional.

Brucella suis. En cerdos y ovejas. No se conocen casos humanos debidos a esta variedad, en nuestro país.

El hombre se contagia directamente del animal.

Parece que no existe contagio directo de hombre a hombre, aunque se discute si puede existir transmisión sexual o de madre a niño en la lactancia.

Los animales eliminan las bacterias a través de heces, sangre, leche y productos fetales.

El hombre se contagia por mucosas, vías respiratorias o vía digestiva, en la manipulación, o al respirar ante productos animales contaminado, o por tomar leche o productos lácteos no higienizados.

La Brucella se podría envasar en aerosol y, liberada al aire, se podría utilizar como arma bacteriológica..

Se puede entrar en contacto con la bacteria y no contagiarse.

¿Qué síntomas tiene la Brucelosis?

El periodo de incubación de la enfermedad oscila entre 7 y 30 días, o incluso más.

Los síntomas del inicio de la  Brucelosis son similares a los de la gripe. Aparecen:

Fiebre con picos muy altos, con descensos y subidas en oleadas.

Sudoración excesiva.

Dolor de cabeza persistente.

Dolores musculares y articulares generalizados.

Debilidad física y malestar general.

La duración de estos primeros síntomas es superior a la de una gripe. Posteriormente van a presentarse

Pérdida de peso progresiva.

Brucella
Brucella

Dolor abdominal continuo.

Ganglios inflamados.

Formas Clínicas de la Brucelosis

¿Qué sucede si una persona tiene Brucelosis?

La enfermedad puede manifestarse en lo que se llama varias formas clínicas, o de diversas maneras:

Forma Asintomática. La persona está infectada por el bacilo de la Brucela pero no tiene síntomas.

Forma septicémica. Aparecen los síntomas propios de la enfermedad, que ya han sido descritos en anteriores publicaciones.

Forma ondulante. Aparecen y desaparecen los síntomas a temporadas, y esta situación puede durar hasta un año.

Forma crónica. Los síntomas de Brucelosis persisten de forma continuada durante largos periodos de tiempo.

Formas localizadas. Son aquellas que aparecen en una sola localización, no en todo el organismo. Entre ellas las más frecuentes van a ser las que se mencionan a continuación:

Espondilitis.  Consiste en la aparición de una lesión a nivel lumbar. Se manifiesta con un dolor intenso, de aparición nocturna, localizado en zona vertebral o paravertebral. En los casos graves puede llegar a dar lugar a una compresión medular si se forman abscesos.

Otras formas osteo-articulares. También puede aparecer una alteración localizada debida a Brucelosis, en forma de pseudocoxalgia, sacroileitis o artritis, generalmente de articulaciones grandes.

Neurológicas. La Brucelosis puede dar lugar a distintos tipos de manifestaciones neurológicas tales como: meningo-brucelosis, polineuritis, encefalitis o síndrome medular.

Digestivas. Las mas frecuentes van a ser Hepatomegalia o hígado aumentado de tamaño y Esplenomegalia o bazo también aumentado de tamaño.

Genitourinarias. Las manifestaciones genitourinarias de esta enfermedad suelen ser: Orqui-epididimitis, Cistitis o Amenorrea

Hematopológicas. La Brucelosis puede dar lugar a  diversas anemias. Las más frecuentes son la Anemia hemolítica y la Anemia ferropénica.

¿Cómo se diagnostica la Brucelosis?

Esta enfermedad se va a diagnosticar en primer lugar por los síntomas que presentan los pacientes, además hay pruebas de laboratorio específicas como son: Hemocultivo y las pruebas serológicas específicas de la Brucelosis.

¿Cuál es el pronóstico de la Brucelosis?

El pronóstico es diferente en cada sujeto. En ocasiones se cura definitivamente la enfermedad tras un primer ciclo de tratamiento, en otros casos los síntomas pueden prolongarse durante años y, en otros, tras una curación se pueden presentar recaídas. A veces la enfermedad reaparece tras largos periodos de curación.

¿Existe vacuna contra la Brucelosis?

En la actualidad no existe vacuna disponible para los seres humanos frente a la Brucelosis.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Llámanos: 807 405 521 * Condiciones en
portada