abr 25

Bulimia Nerviosa. Trastornos Alimentarios

 

Bulimia Nerviosa. Trastornos Alimentarios

Las personas que padecen Bulimia Nerviosa suelen tener personalidad compulsiva.

Por lo general son pacientes de mas edad que los anoréxicos.

El diagnóstico es difícil, porque los pacientes suelen tener un peso normal y esconden sus hábitos alimenticios a la familia y al entorno.

El trastorno suele ir asociado a abuso de alcohol, drogas, cleptomanía, ludopatías, etc.

Puede acabar con la vida del paciente por autolesiones o suicidio.images-1

En general los pacientes con Bulimia responden bien al tratamiento farmacológico.

Criterios diagnósticos de Bulimia Nerviosa según el DSM-IV

Son los criterios que un paciente tiene que reunir para ser diagnosticado de padecer Bulimia nerviosa y son los siguientes:

1.- Episodios recurrentes de atracones que se caracterizan por:

    • Ingerir, en un periodo discreto de tiempo (por ejemplo, dos horas) una cantidad de comida claramente superior a la ingerida por la mayoría de las personas durante el periodo de tiempo similar y en circunstancias similares.
    • Durante el episodio, existe una falta de control sobre la ingestión (por ejemplo, la sensación de no poder parar la ingestión ni controlar qué y cuánto se está comiendo).

2.- Comportamientos compensatorios inadecuados recurrentes, a fin de evitar el aumento de peso, como vómitos autoinducidos, mala utilización de laxantes, diuréticos, enemas y otros medicamentos, ayuno o ejercicio excesivo.

3.-Tanto los atracones como los comportamientos compensatorios ocurren como promedio, al menos dos veces por semana, durante 3 meses.

4.- El peso y la forma del cuerpo influyen indebidamente en la autoestima.

5.- El trastorno no aparece exclusivamente durante los episodios de Anorexia Nerviosa.

Criterios diagnósticos de Bulimia Nerviosa según la CIM-10

1.- Episodios frecuentes de hiperfagia, al menos dos veces por semana, durante un periodo de tres meses, en los que el/la paciente consume grandes cantidades de alimentos en periodos pequeños de tiempo.

2.- Preocupación persistente por la comida, junto con un deseo intenso o un sentimiento de compulsión por la comida.

3.- El enfermo intenta contrarrestar la repercusión de los atracones en el peso mediante uno o más de los siguientes síntomas:

    • Vómito autoprovocado.
    • Abusos de laxantes.
    • Periodos de ayuno.
    • Consumo de fármacos supresores del apetito o anorexígenos, extractos tiroideos o diuréticos. Si la Bulimia se presenta en un enfermo diabético, puede abandonar su tratamiento con insulina.

4.- Autopercepción de estar demasiado obeso, junto con ideas intrusivas de obesidad, que a menudo conducen a un déficit de peso.

No comments yet.

Add a comment


siete + = 13

Show Buttons
Share On Facebook
Share On Twitter
Share On Google Plus
Share On Linkdin
Hide Buttons