abr 26

Burnout o Desgaste Profesional

 

Burnout o Desgaste Profesional

Se conoce con el nombre de Burnout a un estado de Agotamiento Profesional, despersonalización y baja realización personal que afecta sobre todo a individuos  que trabajan con personas.

Este síndrome fue definido inicialmente referido a ejecutivos estresados y “quemados” por trabajos demasiado exigentes y absorbentes.

Actualmente se acepta que se produce fundamentalmente en profesiones dedicadas a la ayuda de otras personas, como pueden ser: el personal sanitario, los  trabajadores sociales, educadores y profesores, policías, etc.

Este cuadro se produce cuando hay un desequilibrio entre las expectativas individuales del profesional y la realidad del trabajo de cada día.

Es importante detectarlo porque el Burnout de los profesionales mencionados siempre repercute de forma negativa en las personas con las que trabajan y por tanto en la sociedad.

La persona “quemada” evalúa su trabajo de forma negativa, tiene sentimientos de culpa por no poder dar más de sí mismo y de fracaso personal. Tales sentimientos negativos van a ir deteriorando progresivamente su calidad de vida y pueden intensificar el estado de agotamiento emocional perpetuando así un círculo vicioso en el que está atrapado.

Se relaciona el Burnout con aumento del absentismo laboral por problemas de salud y con un deterioro en la calidad de trabajo que el profesional desempeña.

Síntomas de Burnout o Desgaste Profesional

Los síntomas que puede presentar un sujeto que sufre Burnout son muy variados y presentan diferentes aspectos tales como:

Estado de ansiedad.

Ánimo depresivo de manera continua.

Irritabilidad inexplicable.

Sentimientos de vacío y de fracaso.imagesb

Estado de agotamiento continuo.

Apatía. Desánimo.

Dificultad de concentración.

Olvidos constantes.

Distanciamiento de los problemas de los demás.

Desorganización progresiva a la hora de ejecutar sus tareas.

Absentismo laboral de repetición por malestar general.

Conductas adictivas que pueden ser al alcohol, drogas, etc.

Trastornos gastrointestinales de cualquier tipo (diarreas, estado nauseoso, dolores gástricos o abdominales etc).

Dolor de cabeza y dolores musculares y articulares generalizados o erráticos.

Insomnio o diversos trastornos del sueño.

Taquicardia y extrasístoles de repetición.

Errores profesionales en ocasiones muy llamativos y en general negligencia en el trabajo.

El “BURNOUT” influye de forma negativa en el ambiente familiar, laboral y social de quien lo padece.

No comments yet.

Add a comment


8 + siete =

Show Buttons
Share On Facebook
Share On Twitter
Share On Google Plus
Share On Linkdin
Hide Buttons