feb 21

Cáncer de Ovario. Diagnóstico. Tratamiento

Cáncer de Ovario

Diagnóstico del Cáncer de Ovario

En sus fases iniciales el Cáncer de Ovario es muy difícil de diagnosticar, porque no se puede detectar ni por síntomas que sean específicos de tal enfermedad, ni por pruebas de laboratorio, ni por imágenes radiográficas. Generalmente se diagnostica en fases más avanzadas, lo que quiere decir que tiene peor pronóstico para la mujer que lo padece.

En esas fases más avanzadas del cáncer, pueden aparecer como síntomas el abdomen hinchado o palparse una masa en el abdomen.

Ya en esta fase se pueden detectar anomalías en las pruebas diagnósticas tales como:l

Analítica general de sangre alterada, incluida la alteración del marcador tumoral C-125.

En la tomografía axial computarizada o TAC abdominal ya se puede ver la imagen tumoral.

Igual sucede en la Ecografía de pelvis.

Lo mismo ocurre en la Resonancia magnética, que es la técnica que va a ofrecer imágenes más fiables aunque en ocasiones  es necesario hacer una Laparoscopia.

Tratamiento del Cáncer de Ovario

En las fases iniciales de la enfermedad la Cirugía puede ser el único tratamiento útil.

Así mismo se suele utilizar en fases más avanzadas. La amplitud de la intervención va a depender de la extensión del tumor.

La Quimioterapia se utiliza tras la cirugía como tratamiento coadyuvante. También, en ocasiones se hace tratamiento con quimioterapia antes de la intervención para tratar de reducir el tamaño del tumor antes de operarlo.

Tras el tratamiento las pacientes han de llevar a cabo controles periódicos estrictos.  Lo indicado es realizar revisiones  cada 2-4 meses durante los dos primeros años y cada 6 meses durante los tres años siguientes. Posteriormente se realizan controles anuales.

Posibles Complicaciones

Las más frecuentes suelen ser Metástasis en otros órganos.

Líquido en el abdomen (ascitis).

Obstrucción intestinal.

Pronóstico del Cáncer de Ovario

Raramente se diagnostica este cáncer en sus fases iniciales, lo que mejoraría el pronóstico.

Aproximadamente 3 de cada 4 mujeres sobreviven un año tras el diagnóstico de la enfermedad y más de la mitad vive más de cinco años.

Si el diagnóstico se realiza al comienzo de la enfermedad y el tratamiento se hace antes de que la enfermedad se disemine fuera del ovario, la tasa de supervivencia de más de 5 años es muy elevada.

No comments yet.

Add a comment


9 − seis =

Show Buttons
Share On Facebook
Share On Twitter
Share On Google Plus
Share On Linkdin
Hide Buttons