oct 17

Celos

 

Celos

Los Celos son una respuesta emocional compleja y perturbadora que surge cuando una persona percibe o imagina una amenaza hacia algo que considera como propio.

Según el antropólogo López Rivas, los Celos son un sentimiento de temor, irritación y envidia ante la presencia de actos de un rival (real o imaginario) que amenaza el afecto o la posesión de una persona sobre la que se proyectan sentimientos de inseguridad, sospecha y furia.

También se conoce con el nombre de Celos al sentimiento de envidia hacia el éxito o posesiones de otra persona.

La psicología explica que los Celos son la respuesta normal ante la amenaza de perder una relación interpersonal importante para la persona celosa.

Los Celos parecen estar presentes en todas las personas indistintamente de su condición socioeconómica, nivel cultural, forma de crianza y personalidad, incluso en aquellas personas que parecen muy seguras de sí mismas.

Los Celos no se dan solamente entre la pareja, pueden aparecer en cualquier otro tipo de relación, donde la persona celosa siente Celos en relación a la persona “celada” al aparecer un “intruso” real o imaginario.

El intruso puede ser:como-superar-los-celos-en-pareja

Por ejemplo, el nacimiento de un nuevo hermano.

Hechos como que la esposa comienza a trabajar fuera de casa y dedica menos tiempo al hogar y a la familia.

Dentro del entorno familiar, supuestos que los padres dedican más atención a uno u otro de los hijos.

Celos entre compañeros de trabajo o entre amigos.

Cuando se habla de personas Celosas no se encuentra un perfil definido, pero sí suelen ser:

En primer lugar egoístas. A más egoísmo, más celos.

Con baja autoestima. Creen que se ríen de ellos.

Con sentimiento de inferioridad. Piensan que los utilizan.

Con necesidad constante de aprobación. Tienen sentimientos de abandono.

Con patrones afectivos inadecuados e insanos. Piensan que la otra persona es “suya”.

Con pérdidas afectivas en la infancia.

Tipos de Celos

Celos de confraternidad.

Son los Celos de un niño que tiene un hermanito en el que enfocan más atención los padres. En ocasiones estos Celos perduran hasta la adolescencia o incluso la edad adulta.

Celos juveniles.

Están presentes en las relaciones entre adolescentes, cuando empiezan a buscar pareja y se entrecruzan otros sujetos en la búsqueda y las preferencias. Por ejemplo, un chico se enamora de una chica a la que a su vez corteja otro.

Celos amorosos.

Es la forma más común y a la que se asocia mayoritariamente el término de Celos. Las formas reales o imaginarias pueden ser:

- Hombre enamorado + mujer + otro hombre enamorado de la misma mujer.

- Mujer enamorada + hombre + otra mujer enamorada del mismo hombre.

(Generalizado para relaciones heterosexuales, pero lo mismo sucede en parejas de homosexuales).

Muchos antropólogos están de acuerdo en que los hombres son más celosos que las mujeres porque la testosterona aumenta el instinto de protección hacia “sus” hembras.

Otras formas de Celos serían:

Entre amigos, diferentes preferencias de unos por otros.

Entre compañeros de trabajo, preferencias del jefe por uno u otro de los trabajadores.

No se debe perder de vista que los Celos surgen ante situaciones reales o ante situaciones imaginadas.

También en el reino animal los Celos son comunes. Es el caso de rivalidad entre las mascotas, sobre todo cuando ya se tiene una y llega a casa otra nueva.

Esto indica que los Celos son un sentimiento primario unido al sistema de protección y supervivencia, ligados al sistema límbico del cerebro

.

El Tema:  Celos,  ha sido revisado, elaborado y resumido por la Dra María Julia Romero Martín,  Especialista en Medicina Interna y Neurología,  Colegiada  Nº 49/556,  para publicar en:    www.tumedicoaltelefono.es

Comments (3)

Add a comment
  1. 18 octubre, 2016

    yo me imagino muchas cosas y siento celos de mi pareja todo el tiempo , no confio en el y aun así corté la relación porque me estaba causando daño sentir esas cosas.

    Responder
    • 18 octubre, 2016

      Si era una persona que valía la pena tenías que haber intentado salvar la relación, hablando con ella y pidiendo ayuda. Así corres el riesgo de que te suceda con cualquier otra pareja que vuelvas a tener.
      Buenas tardes Fernando

      Responder
    • 18 octubre, 2016

      Tendrás más información si ves nuestras siguientes publicaciones sobre celos patológicos, que saldrán dentro de unos días

      Responder

Add a comment


cinco + 8 =

Show Buttons
Share On Facebook
Share On Twitter
Share On Google Plus
Share On Linkdin
Hide Buttons