ene 13

Cirrosis Hepática. Tratamiento

 

Cirrosis Hepática.

Diagnóstico de la Cirrosis.

El Diagnóstico se realiza mediante la historia clínica.

Antecedentes de consumo de alcohol.      Antecedentes de padecer Hepatitis.

Antecedentes familiares de padecer o no enfermedades hepáticas.ca

Por los síntomas.

Dolor abdominal, inapetencia, fatiga etc.

Exploración.

Presencia de arañas vasculares en la piel, ictericia, ascitis, hepatomegalia, eritema palmar, desnutrición, el olor dulzón característico, etc.

Analítica de sangre y orina.

Donde aparece alteración de los marcadores hepáticos, inmunologías de hepatitis  alterada y pruebas de coagulación.

Ecografía abdominal. Se trata de una prueba diagnóstica util y fiable.

Biopsia hepática cuando sea preciso.

Prevención de la Cirrosis Hepática.

Para prevenir la Cirrosis se han de tomar una serie de medidas tales como:

Evitar o moderar al menos el consumo de alcohol.

Evitar consumo de medicamentos y sustancias que se sepa son tóxicas para el hígado.

No compartir agujas o jeringas con otras personas.

No tener actividad sexual de riesgo.

Si el paciente sufre una enfermedad hepática ha de someterse a controles periódicos.

Vacunación contra la hepatitis A y B.

Tratamiento de la Cirrosis Hepática.

La Cirrosis es una enfermedad irreversible que no tiene tratamiento médico específico.

Sí tienen tratamiento algunas de las complicaciones a las que puede dar lugar.

Un paciente con Cirrosis ha de llevar a cabo:

Cambios en el estilo de vida y las medidas de prevención ya señaladas.

Si padece hepatitis crónica, utilizar los fármacos que estén más indicados para su tratamiento.

Medicamentos:

Diuréticos para eliminar el exceso de líquidos.

Antibióticos cuando haya infección.

Vitamina K para evitar el sangrado.

Fármacos para la confusión mental si la hubiera.

Otros tratamientos:

Paracentesis o extracción del líquido abdominal cuando exista gran cantidad.

Tratamiento endoscópico para las varices esofágicas en caso de que sangren.

Disminución de las proteinas en la dieta.

Utilizar Lactulosa porque ayuda a eliminar toxinas.

El tratamiento definitivo es el trasplante de hígado en pacientes en que se estima una supervivencia menor de 2 años por la Cirrosis y que no tengan contraindicaciones para realizarlo.

 

Referencias:

Harrison. Tratado de Medicina Interna.

Anderson RN, Smith. Deaths leading causes for 2001-National Vital Statistics Report.

García-Tsao G. Cirrosis and its sequelae. In. Goldman L.

Ausiello D. eds Cecil Medicine 24th ed Philadelphia. Pa. Saunders Elsevier; 2011: chap. 156.

 

No comments yet.

Add a comment


siete − = 5

Show Buttons
Share On Facebook
Share On Twitter
Share On Google Plus
Share On Linkdin
Hide Buttons