jun 16

Claudicación Intermitente

Claudicación Intermitente

La Enfermedad Arterial Periférica es una manifestación común de la Arterioesclerosis cuya prevalencia aumenta con la edad. Esta prevalencia es de un 12% de la población general, y de un 20% en personas mayores de 70 años.

La mayoría de las personas con esta enfermedad no tienen síntomas durante mucho tiempo.

El Síntoma más característico de la Enfermedad Arterial Periférica es la Claudicación Intermitente y se define como:

Un dolor intenso y atenazante en grupos musculares de la extremidad afectada, que aparece o se acentúa al caminar y se alivia o desaparece con el reposo.C.I.

Generalmente afecta a extremidades inferiores y la localización más frecuente es en la parta posterior de la pierna.

Estos síntomas se producen a consecuencia de la progresiva obstrucción de las arterias que riegan los miembros inferiores.

La Claudicación Intermitente afecta a alrededor de 27 millones de personas en Europa y Norteamérica.

Es más frecuente en el sexo masculino que en el sexo femenino.

La prevalencia aumenta dependiendo del sexo y de la edad.

Causas de la Claudicación Intermitente

La Arterosclerosis es la responsable del 95% de las obstrucciones de las arterias.

Factores de Riesgo

Existen numerosos factores de riesgo. Entre los más frecuentes están:

Tabaquismo. El riesgo de arteriosclerosis aumenta en los fumadores, cuanto mayor sea el número de cigarrillos fumados diariamente o cuanto más tiempo se haya fumado.

Diabetes. Es un factor de riesgo tan importante como el tabaquismo. Hay que tener en cuenta la elevada prevalencia de personas que padecen diabetes y que por tanto son candidatos a sufrir arteriosclerosis.

Colesterol. Así mismo el  riesgo es mayor cuando las cifras están más elevadas y cuando se mantiene alteradas durante más tiempo.

Hipertensión. Mayor riesgo a cifras más elevadas y mantenidas en el tiempo sin controlar adecuadamente.

Edad. La edad de comienzo suele ser a partir de los 30-40 años.

Sexo. Es más frecuente en el sexo masculino que el sexo femenino.

Sedentarismo. La falta de actividad física repercute negativamente en la circulación y por lo tanto existe mayor riesgo de padecer Arteriosclerosis.

Obesidad. Igualmente a mayor peso y mantenido durante más tiempo, mayor riesgo de alteraciones circulatorias.

Si se suman dos o más de estos Factores de Riesgo, éste aumenta de forma proporcional.

No comments yet.

Add a comment


6 + = catorce

Show Buttons
Share On Facebook
Share On Twitter
Share On Google Plus
Share On Linkdin
Hide Buttons