jun 27

Ictus. Complicaciones en pacientes con Ictus. Alimentación

 

Ictus. Complicaciones en pacientes con Ictus

Posibles Complicaciones de pacientes con Ictus (continuación)

4.- Trastornos de la Alimentación y de la Deglución:

La disfagia o dificultad para tragar tanto alimentos sólidos y sobre todo los  líquidos, es frecuente en personas que han padecido un Ictus, con el consiguiente peligro de hacer una aspiración de los alimentos. En una aspiración el paciente puede llegar a la asfixia o como complicación “menor”, puede hacer una neumonía.113

En los pacientes más ancianos es común que presenten malnutrición precisamente por la dificultad que tiene para tragar alimentos.

Se calcula que es del 30%  de los pacientes con Ictus pueden sufrir disfagia en la primera semana de evolución de la enfermedad.

5.- Incontinencia:

En el curso agudo de la enfermedad, es decir en las primeras semanas, la mayor parte de los pacientes con accidente cerebro vascular van a  tener incontinencia tanto de heces o fecal como de orina.

La que va a persistir durante más tiempo es la urinaria, e incluso puede llegar a hacerse crónica.

6.- Complicaciones Musculoesqueléticas:

Los pacientes que han sufrido un Ictus suelen tener con relativa frecuencia  complicaciones indeseadas del aparato muscular, articular y óseo. Las más frecuentes de estas complicaciones van a ser:

La Subluxación de hombro, que suele producirse al mover al paciente de forma inadecuada

La distrofia o más bien atrofia muscular de las zonas paralizadas, precisamente por la falta de movimiento.

Los traumatismos que pueden llegar a ocasionar incluso fracturas óseas por caídas.

7.- Complicaciones Cutáneas:

En cuanto a las complicaciones dérmicas o cutáneas las más frecuentes son los eritemas, sobre todo en tobillos debido al éstasis venoso, con posibilidad de aparición de úlceras venosas y sobre todo a presentar úlceras por decúbito si no tienen una buena movilización por parte de los cuidadores.

8- Complicaciones Psicológicas

Es común que estos enfermos con accidente cerebro vascular presenten un cuado depresivo,  que en ocasiones puede estar en relación directa con el daño cerebral y en otras debido a que son conscientes de su situación de déficit. Tanto sea por una razón como por otra estos enfermos son proclives al llanto incontrolable, así como dejarse aplastar por el sentimiento de impotencia, el miedo, la preocupación y la ansiedad que la enfermedad les genera.

No comments yet.

Add a comment


7 − = seis

Show Buttons
Share On Facebook
Share On Twitter
Share On Google Plus
Share On Linkdin
Hide Buttons