may 19

Compresiones Medulares Dorsales y Lumbo-sacras

 

Compresiones Medulares

Compresiones Medulares Dorsales

Las Compresiones Medulares Dorsales tiene como causa más frecuente la existencia de alguna  Hernia de disco intervertebral.

Como síntomas característicos los pacientes van a presentar:

Dolor local intenso, en la zona donde se produce la compresión

Parálisis en la zona inferior a la lesión

Y alteración de sensibilidad, también por debajo de la lesión.

Todos los síntomas aparecen de manera progresiva y se van acentuando con el paso del tiempo.

Las hernias discales que se producen en las zonas dorsales más bajas, van a comprimir directamente el cono medular y en estos casos las primeras manifestaciones clínicas van a ser:

Incontinencia de orina y heces por parálisis de los esfínteres vesical y anal

Disfunción eréctil en el varón y otros trastornos de la esfera sexual tanto en los hombres como en las mujeres

Anestesia de la zona correspondiente al periné.imagesd

El tratamiento de inicio va a ser conservador, a base de reposo relativo, antiinflamatorios no esteroideos, analgésicos, corticoides cuando sean necesarios y tratamiento rehabilitador.

En el caso de que el tratamiento conservador no dé resultado positivo, se debe hacer tratamiento quirúrgico con el objetivo de descomprimir la médula.

Compresiones Medulares Lumbo-Sacras

Las lesiones compresivas de la médula lumbo-sacra generalmente se producen por artrosis y por la existencia de hernias discales.

El síntoma más característico va a ser la lumbociática, o sea, el dolor en la zona lumbar que se irradia a lo largo de la pierna del lado afectado.

En fases más avanzadas pueden aparecer atrofia muscular de la pierna afectada y abolición de los reflejos osteotendinosos.

Si la hernia discal es medial, puede producir un síndrome de “cola de caballo”,  que ya se ha descrito en otra de nuestras publicaciones.

El diagnóstico se realiza mediante:

Historia clínica, exploración general, exploración neurológica y pruebas complementarias tales como  Electromiografía, TAC o Resonancia Magnética.

El tratamiento:

Al igual que en las compresiones medulares dorsales, inicialmente debe ser conservador, con reposo relativo no prolongado y antiinflamatorios.

La cirugía se realiza únicamente en aquellos pacientes con:

Atrofias musculares.

Alteraciones de la sensibilidad.

Dolor intenso y duradero sin respuesta a fármacos.

La compresión aguda de la “cola de caballo” precisa estudio y tratamiento urgentes.

 

No comments yet.

Add a comment


4 − tres =

Show Buttons
Share On Facebook
Share On Twitter
Share On Google Plus
Share On Linkdin
Hide Buttons