mar 3

Cosquillas

Cosquillas

Las Cosquillas son sensaciones que se experimentan cuando algunas zonas de nuestro cuerpo son tocadas de forma ligera y que producen risa de forma involuntaria.

Se trata por tanto de una reacción natural del cuerpo ante un estímulo externo.

Puede ser una sensación inicial desagradable, aunque por condicionamiento y si existe algún vínculo afectivo con quien las hace, son placenteras,  pero pasado un tiempo vuelven a ser desagradables.

Las zonas cuya estimulación produce risa con más facilidad son: las axilas, las plantas de los pies, las costillas, las palmas de las manos y la cintura. Por condicionamiento, muchas veces el sujeto comienza a reír cuando cree que va a ser tocado.

Los psicólogos afirman que se trata de una actividad comunicadora innata puesto que una persona a la que se le hace Cosquillas no solo se ríe sino que intenta devolverlas, y por otra parte es dificil que una persona se pueda hacer cosquillas a sí misma.cosquillas

El hacer Cosquillas es un comportamiento que no es exclusivo del hombre, sino que lo presentan algunos animales y es bastante comun en algunos mamíferos.

Las Cosquillas refuerzan el vínculo de la relación afectiva padres-hijos puesto que a los niños les encantan las Cosquillas. También se utilizan como forma de coqueteo durante  la adolescencia.

Se pueden considerar un mecanismo que afianza los vínculos familiares y sociales.

Las Cosquillas y la risa son una de las primeras formas de comunicación entre la madre y el bebé ya que la risa aparece sobre los 3 meses de vida. Por ello, según algunos científicos, la risa forma parte del origen del proceso evolutivo del lenguaje.

Tanto en la especie humana como en los animales se utilizan las Cosquillas como forma de comunicación y para formar  vínculos con las crías.

En algunas investigaciones se ha concluido que la risa por Cosquillas no refleja el mismo estado mental que una risa producida por la comedia o el humor.

Las Cosquillas producen una respuesta incontrolada que nos hace muy vulnerables y que agita nuestro cuerpo de manera compulsiva.

Si te hacen Cosquillas por sorpresa, la sensación inicial es de pánico. En ocasiones, el factor sorpresa es fundamental para la sensación final.

Las Cosquillas continuadas terminan por producir una sensación desagradable, por ello han sido utilizadas como método de tortura. Parece que como tal las utilizaron los romanos.

En la Edad Media se usaron como medio de castigo para la realeza o para las personas importantes, ya que no dejaban huella.

Los nazis las utilizaron como tortura sobre todo en hombres homosexuales.

Parece que en China también se utilizaron como método de tortura.

No comments yet.

Add a comment


− 3 = tres

Show Buttons
Share On Facebook
Share On Twitter
Share On Google Plus
Share On Linkdin
Hide Buttons