dic 8

Deporte. Atletismo

Deporte

Atletismo

Lesiones más frecuentes en saltos (longitud, triple, altura, pértiga)

Las lesiones más frecuentes en estas modalidades deportivas son las siguientes:

Síndrome de compresión anterior de tobillo

Se llama también síndrome del saltador, porque suele aparecer en estos deportistas.

Se trata de un cuadro en el que aparece dolor en la zona anterior del tobillo que puede estar provocada por alteraciones de partes blandas, de cartílagos, por conflicto óseo o por atrapamiento de algún nervio.

En cualquiera de estos casos aparece además de dolor una irritabilidad del tobillo con inflamación, formación de tejido cicatricial y por último formación de osteofitos y calcificación de tejidos blandos.

El síndrome tiene cuatro grados de evolución:images

Grado I – Conflicto sinovial o esclerosis subcondrial con función articular normal.

Grado II – Osteofitos mayores de 3 mm, pero no en el astrágalo.

Grado III – Osteofitos en el astrágalo.

Grado IV – Destrucción articular con cambios articulares mediales , laterales y posteriores.

El diagnóstico se realiza, además de con la exploración, con pruebas de imagen.

El pronóstico varía dependiendo del grado de afectación articular cuando se inicia el tratamiento.

El tratamiento es inicialmente sintomático con reposo relativo, AINES, analgésicos y fisioterapia.

Posteriormente se hará fortalecimiento de la musculatura del tobillo.

Se recurre a infiltraciones locales con corticoides cuando el tratamiento anterior no es suficiente. En fases avanzadas se ha de recurrir a tratamiento quirúrgico con posterior rehabilitación.

Tendinopatía rotuliana

Llamada también “rodilla del saltador” porque suele aparecer en estos deportistas, pero también afecta con frecuencia a los deportistas cuya actividad incluye saltos como: tenis, baloncesto, voleibol, fútbol, corredores y ciclismo.

El cuadro clínico consiste en la aparición de dolor en la zona de inserción del tendón rotuliano en la rótula, que impide en mayor o menor medida la ejecución de movimientos.

Puede tratarse de un problema agudo o llegar a cronificarse.

El diagnóstico se realiza mediante exploración y pruebas de imagen.

El tratamiento consiste en primer lugar en evitar los movimientos que producen los síntomas, pero sin hacer reposo. Hacer ejercicios en agua o en bicicleta.

En fases muy agudas se utilizan antiinflamatorios no esteroideos, rehabilitación y fisioterapia (electroestimulación, ultrasonidos, corrientes eléctricas).

En las formas crónicas se utilizan además parches locales de nitroglicerina e infiltraciones con corticoides.

Si el deportista no mejora lo suficiente con estos tratamientos, se suelen utilizar:

Terapia con infiltraciones esclerosantes.

Terapia con ondas de choque extracorpóreas.

Terapia con infiltración de plasma rico en factores de crecimiento plaquetario.

En fases más graves el tratamiento es quirúrgico.

Tendinitis de la “pata de ganso”

La zona tendinosa de la rodilla, conocida como pata de ganso, está formada por la inserción en la tibia de tres tendones: Sartorio, Semitendinoso y Recto interno.

No es una lesión exclusiva de deportistas porque también se ve en personas sedentarias.

Se caracteriza por la aparición de dolor en la zona anterior de la rodilla al caminar o al permanecer en pie largo tiempo.

El tratamiento consiste en AINES, frío local y fisioterapia antiinflamatoria. Si no hay mejoría, las infiltraciones con corticoides suelen solucionar el problema.

Lesiones musculares

Fundamentalmente son:

Contracturas musculares. El tratamiento será a base de calor local, relajantes musculares, ultrasonidos, microondas, ejercicios de relajación y comenzar la actividad poco a poco.

Relajación o distensión muscular. El tratamiento se hace a base de relajantes musculares, vendaje compresivo, AINES, ultrasonidos y microondas, cinesiterapia y comenzar la actividad lentamente.

Rotura fibrilar. El diagnóstico se realiza mediante ecografía de partes blandas. El tratamiento va a ser con vendaje compresivo, hielo durante 10-15 minutos cada dos horas, relajantes musculares. Posteriormente (a los 4-5 días) ultrasonidos, microondas, movilización precoz y estiramientos.

El Tema:  Deporte. Atletismo,  ha sido revisado, elaborado y resumido por la Dra María Julia Romero Martín,  Especialista en Medicina Interna y Neurología,  Colegiada  Nº  49/556,  para publicar en:    www.tumedicoaltelefono.es

No comments yet.

Add a comment


6 + siete =

Show Buttons
Share On Facebook
Share On Twitter
Share On Google Plus
Share On Linkdin
Hide Buttons