ene 13

Depresión y Ansiedad. Tratamiento

 

DEPRESIÓN Y ANSIEDAD

Escala de Depresión y Ansiedad de Goldberg

La Escala de Ansiedad y Depresión de GOLDBERG  es un test que orienta el diagnóstico de la Depresión y/o Ansiedad, los discrimina y dimensiona sus respectivas intensidades.

Cribado Depresión y Ansiedad

SUBESCALA DE ANSIEDAD

1. ¿Se ha sentido muy excitado, nervioso o en tensión?

2. ¿Ha estado muy preocupado por algo?

3. ¿Se ha sentido muy irritable?

4. ¿Ha tenido dificultad para relajarse?

(Si hay 2 o más respuestas afirmativas, continuar preguntando).

5. ¿Ha dormido mal, ha tenido dificultades para dormir?

6. ¿Ha tenido dolores de cabeza o de nuca?

7. ¿Ha tenido alguno de los siguientes síntomas: temblores, hormigueos, mareos, sudores, diarrea? (síntomas vegetativos)

8. ¿Ha estado preocupado por su salud?

9. ¿Ha tenido alguna dificultad para conciliar el sueño, para quedarse dormido?

SUBESCALA DE DEPRESIÓN

1. ¿Se ha sentido con poca energía?

2. ¿Ha perdido el interés por las cosas?

3. ¿Ha perdido la confianza en sí mismo?

4. ¿Se ha sentido desesperanzado, sin esperanzas?

(Si hay respuestas afirmativas a cualquiera de las preguntas anteriores, hay que continuar preguntando al paciente)

5. ¿Ha tenido dificultades importantes para concentrarse?

6. ¿Ha perdido peso? (a causa de su falta de apetito)

7. ¿Se ha estado despertando con frecuencia demasiado temprano y no puede volver a conciliar el sueño?

8. ¿Se ha sentido enlentecido, con dificultad para hacer al ritmo normal sus actividades?

9. ¿Cree que ha tenido tendencia a encontrarse peor por las mañanas al levantarse que durante el resto del día?

Cada una de las subescalas se estructura en:

- 4 ítems o preguntas iniciales de despistaje para determinar si es o no probable que exista en el presente un trastorno claro de Depresión o de  Ansiedad.

- Un segundo grupo de 5 ítems o preguntas que se formulan sólo si se obtienen respuestas positivas a las preguntas primeras o preguntas de despistaje (2 o más en la subescala dedicada a la Ansiedad y 1 o más en la subescala dedicada a la Depresión)

Los puntos de corte o de límite de la normalidad son > o = a 4 para la escala de Ansiedad, y > ó = a 2 para la de Depresión.

En población geriátrica o población anciana, se ha propuesto el uso de este test como escala única, con un punto de corte > ó = a 6.

Depresión y Ansiedad

Co-morbilidad entre Depresión y Ansiedad.

Co-morbilidad quiere decir que esas dos enfermedades aparecen juntas o asociadas

En general la Depresión no sólo se asocia a la Ansiedad sino que puede aparecer junto a otras muchas enfermedades y en ocasiones como consecuencia de ellas. Se enumeran algunas en las que es mas frecuente esta asociación:

  • Síndrome de stress postraumático. Es casi constante que en este síndrome aparezca antes o después  un Síndrome Ansioso-Depresivo
  • Trastorno obsesivo-compulsivo. Generalmente este trastorno se presenta después de que el paciente lleva un tiempo con una Depresión para la que no ha realizado tratamiento.
  • Ataques de pánico. Suelen aparecer previa o posteriormente a un Síndrome Ansioso- Depresivo
  • Trastorno de ansiedad social.  Tanto en este como el siguiente, también es común la asociación con Depresión
  • Trastorno de Ansiedad generalizada.

Es importante tener en cuenta que cuando existen Depresión y Ansiedad asociadas las características de la enfermedad son diferentes:

  •  En primer lugar el inicio del síndrome ansioso-depresivo suele comienza en edad más temprana que cuando aparecen Ansiedad o Depresión aisladas.
  • Los síntomas por lo general son más graves y precisan tratamiento con mayores dosis de fármacos y combinaciones de éstos
  • A pesar de hacer un diagnóstico precoz y comenzar pronto el tratamiento a las dosis adecuadas, se tarda más tiempo en la mejoría y recuperación del paciente.
  • Con más frecuencia hay recidivas o repeticiones de la enfermedad  que además tiende a cronificarse más.
  • Se ha comprobado que los pacientes con Síndrome Ansioso- Depresivo, tienen mayor tendencia al abuso de alcohol y/o drogas, con lo que empeoran la marcha de su enfermedad.
  • Estos pacientes también tienen peor respuesta al tratamiento.

TRATAMIENTO de la Depresión

Una vez diagnosticada la enfermedad, cuando el médico propone al paciente un tratamiento, previamente ha de explicarle con claridad que tipo de fármacos le prescribe, que beneficios puede encontrar, cuales pueden ser los efectos secundarios que haya de soportar,  posible duración del tratamiento y posibilidades de recaídas.

Los fármacos antidepresivos y ansiolíticos van dirigidos a corregir la deficiencia de neurotransmisores que dan lugar a la enfermedad.

Los neurotransmisores son unas sustancias que influyen en el estado de ánimo, sobre todo la serotonina y que actúan en el área cerebral de las emociones.

El Tratamiento de la Depresión tiene como finalidad ser útil para varias facetas:

  • En primer lugar tiene que aliviar el gran sufrimiento del paciente.
  • Tiene que servir para que remitan los síntomas  del periodo agudo de la enfermedad, que son los más importante y cuando el paciente corre mayor peligro por ejemplo de intento de suicidio.
  • El Alivio  de los síntomas de la enfermedad tiene que ser continuado durante los tratamientos de larga duración.
  • La meta final es poder llegar a Restablecer la vida normal del paciente y que continúe con las actividades tanto laborales como familiares y sociales, que llevaba antes de comenzar con la enfermedad
  • No se debe perder de vista que las recaidas son relativamente frecuentes con lo que el tratamiento también ha de estar dirigido a Prevenir posibles futuros episodios de Depresión.

El Médico tiene competencia para poner tratamiento farmacológico. El Psicólogo tiene competencia para actuar en tratamientos psicoterapeúticos.

Una vez iniciado el tratamiento farmacológico, se debe mantener al menos durante nueve meses en adultos jóvenes y de uno a dos años en ancianos.

Se alcanza el máximo beneficio del tratamiento a las seis semanas de iniciarlo.

El médico selecciona el fármaco adecuado en cada caso, teniendo en cuenta su eficacia, tolerabilidad, interacciones, seguridad y toxicidad, y adaptado a las características del enfermo.

Antes de comenzar a administrar el tratamiento el médico debe informar al paciente de los beneficios que puede esperar del fármaco o fármacos, de los efectos secundarios que se pueden presentar y del tiempo aproximado de duración del tratamiento.

En general se toleran mejor los inhibidores selectivos de la recaptación de Serotonina que los antidepresivos tricíclicos y heterocíclicos.

Algunos fármacos tienen efectos secundarios que suelen desaparecer al cabo de un tiempo de tomarlos.

Hay pacientes que obtiene gran beneficio de la Psicoterapia.

Hacer mal el Tratamiento en cuanto a dosis, continuidad y duración supone:

 Mayor riesgo de recaídas.

 Continuarán los problemas en el ámbito laboral y en el social.

 Peor salud en general.

 Más utilización de servicios médicos.

 Peligro de abuso de drogas y alcohol.

 Mayor riesgo de suicidio.

El paciente que sufre Depresión tiene que ser consciente de que la enfermedad es pesada y el tratamiento largo, y ha de intentar por todos los medios hacerlo bien si quiere llegar a la total  recuperación.

Fármacos Antidepresivos

Existen varios tipos de fármacos Antidepresivos con eficacia probada.

Unos son más eficaces como Antidepresivos y otros como Ansiolíticos, dependiendo del principio activo presente en su composición.

No se puede utilizar el mismo fármaco en todos los pacientes entre otras cosas porque el que es eficaz para uno no lo es para otra persona.

Para elegir uno, el especialista o el médico general ha de tener en  cuenta las características del paciente y de la sintomatología que presente la enfermedad depresiva o ansioso- depresiva en cada caso.

Ninguna Depresión es exactamente igual a otra y las peculiaridades de la enfermedad son distintas en cada paciente que, además de padecer Depresión, puede padecer otras enfermedades que precisen tratamiento con otra serie de fármacos distintos a los antidepresivos.

Hay que valorar con cuidado el tratamiento a elegir para personas con Depresión que además padezcan otras enfermedades tales como:

Enfermedades del corazón.  Hipertensión.

Hagan tratamiento con anticoagulantes orales.  Diabetes.

Anorexia.  Cefaleas.  Disfunción renal.

Uso de Litio. Enfermedad de Alzheimer.

Enfermedad de Parkinson. …etc.

En Cardiopatía isquémica: Se pueden utilizar ISRSs y Duales.

No se deben utilizar  ADT en fases recientes de un infarto, ni Fluoxetina, ni Paroxetina.

Si hace tratamiento con Digitálicos:

No se debe utilizar ISRSs ni ADTs.

En pacientes con Diabetes en tratamiento con antidiabéticos orales o insulina.

Si se utilizan ISRSs, hay que vigilar más frecuentemente la glucemia.

En Anorexia: Se puede utilizar ADTs, Sertralina, Duloxetina y Mirtazapina.

No se debe utilizar Fluoxetina.

En pacientes con Cefalea o Migraña:

No deben tomar Fluoxetina.

Pacientes con Dolor: Pueden tomar Duloxetina.

En Hipertensión Arterial: Pueden tomar Duloxetina, ISRSs, Nortriptilina.

No deben tomar ADTs, Venlafaxina a altas dosis.

Pacientes en tratamiento con Teofilina:

No deben tomar Fluoxetina y ADTs.

Pacientes en tratamiento con Anticoagulantes: Pueden tomar Venlafaxina.

No deben tomar ADTs  ni ISRSs.

El enfermo de Depresión ha de hacer tratamiento bajo supervisión profesional del Psiquiatra o de su médico de familia.

En Depresión leve puede iniciar tratamiento y hacer seguimiento el Médico de Atención Primaria. Los pacientes con  Depresión moderada o grave, siempre  realizará el tratamiento que el especialista en Psiquiatría crea más indicado y seguirá con controles periódicos bajo la la supervisión del mismo especialista en Psiquiatría.

 

El Tema:  Depresión y Ansiedad, ha sido revisado,  elaborado y resumido por la Dra María Julia Romero Martín, Especialista en Neurología y Medicina Interna,  Colegiada  Nº 49/556,  para publicar en:   www.tumedicoaltelefono.es

 

Referencias:

Las caras de la Depresión. E Muríana. L Petteno. T Verbitz.

La Personalidad. Gordon W. Allport.

Introducción a la Psicopatología. E.Eguiluz. R Segarra.

La Ansiedad. E. Rojas.

Revista de la Sociedad Española del Dolor. R.Martínez. Bautista Sanchea. Duque Alarcón Fresan Orellana.  Vol 19-2-788.

 

Enlaces:

Depresión.

Sintomas de la Depresión

 

 

No comments yet.

Add a comment


cuatro − = 3

Show Buttons
Share On Facebook
Share On Twitter
Share On Google Plus
Share On Linkdin
Hide Buttons