jul 10

Diabetes. Derivación al Endocrinólogo

 

Diabetes

La Diabetes Mellitus es una enfermedad muy común, sobre todo la de tipo 2.  Pero no todos los pacientes con Diabetes han de ser estudiados por un médico Endocrinólogo. En general los casos leves y recién diagnosticados pueden ser tratados y controlados por su médico de atención primaria, ya que estos profesionales están perfectamente capacitados para hacerlo y suelen tener gran experiencia en esa enfermedad porque es muy frecuente y continuamente están viendo y tratando en sus consultas a pacientes con Diabetes.

No obstante, no solamente los pacientes se preguntan cuando los tiene que ver el especialista, en ocasiones no hay criterios claros de cuando un médico general tiene que derivar a su paciente con Diabetes al Endocrinólogo.

A estas cuestiones se trata de responder aquí.

¿Cuándo hay que derivar al paciente con Diabetes de la consulta de Atención Primaria al Endocrinólogo?

Hay que distinguir entre la necesidad de derivación al Endocrinólogo en las Diabetes tipo 1 o en la Diabetes tipo 2.

En la Diabetes tipo 1 hay que derivar al paciente al especialista en cuanto se le diagnostica la enfermedad.

En la Diabetes tipo 2 se debe derivar al especialista:

Cuando el paciente tiene cifras alteradas de la glucemia de forma repetida, a pesar de que teóricamente hace bien su tratamiento.

Cuando presentan hipoglucemias frecuentes.

Cuando van apareciendo complicaciones crónicas de la enfermedad.

Las mujeres en edad fértil que padecen Diabetes y  que desean un embarazo.

Embarazadas: las pacientes embarazadas que presentan proteinuria persistente y alteración importante del aclaramiento de creatinina.

 ¿Qué particularidades presenta el tratamiento del paciente que sufre  Diabetes e Hipertensión?

Estas dos enfermedades se asocian con mucha frecuencia.

La hipertensión afecta a, entre el 40 y 60% de personas con Diabetes.

La causa mayor de mortalidad en personas con Diabetes es la enfermedad cardiovascular, si se suma que padece una  hipertensión, el riesgo de muerte va a aumentar cuatro veces más.

Por tanto, en este tipo de pacientes se ha de poner el mismo empeño en controlar por igual la Hipertensión y la Diabetes.

Las cifras de tensión no deben superar a 140/90 mmHg.

Para controlarla, en ocasiones, hay que utilizar más de un fármaco. El tratamiento ha de ser individualizado según las características y condiciones de cada paciente concreto.

Diabetes y Riesgo Cardiovascular

¿Qué riesgo de Enfermedades Cardiovasculares presentan los pacientes con Diabetes?

Sobre todo estos pacientes tienen riesgo de enfermedad cerebrovascular, coronaria, vascular periférica y visceral (esta última principalmente del área intestinal mesentérica).

Éstas suelen ser las causas más frecuentes de hospitalizaciones y muertes de personas con Diabetes.

Pueden presentar también otras complicaciones micro y macrovasculares, que van a reducir de manera notable la calidad de vida del paciente con Diabetes. Estas complicaciones suelen ser por orden de frecuencia:

    • Retinopatía Diabética. Este problema es en la actualidad la primera causa de ceguera.
    • Nefropatía Diabética . Es esta la primera causa de insuficiencia renal.
    • Neuropatía Diabética. Es la primera causa, junto a los problemas vasculares, de la amputación no traumática (por accidentes) de las extremidades inferiores. El problema es que por el déficit de circulación (isquemia), unido a la falta de sensibilidad debida a la neuropatía, puede haber con más frecuencia lesiones abiertas (úlceras) que en ocasiones no se curan y pueden dar lugar a zonas de necrosis y en ocasiones a amputaciones de zonas distales de las extremidades inferiores.

¿Cuál es el Tratamiento que debe seguir en la Prevención Cardiovascular el Paciente con Diabetes tipo 2?

En primer lugar el paciente con Diabetes tipo 2 ha de realizar una dieta saludable de acuerdo con sus necesidades calóricas.

Abandonar alcohol y el tabaco en caso de que beba o que fume.

Aumentar o hacer la actividad física  diaria adecuada a sus circunstancias personales.

Llevar el tratamiento adecuado con fármacos antidiabéticos, para controlar la glucemia. Bien sea con antidiabéticos orales o con insulina cuando la necesite el paciente.

Control de Tensión Arterial y tratamiento farmacológico, si es preciso, ya que la asociación de Diabetes e Hipertensión aumenta de manera muy notable el riesgo cardiovascular de quien las padece.

Así mismo, tratamiento de la hiperlipemia, de triglicéridos y colesterol elevados, sobre todo el último.

Valorar si es preciso añadir acetilsalicílico u otro antiagregante. Aunque el uso de ácido acetilsalicílico está muy discutido.

Control oftalmológico para prevención de la retinopatía diabética.

Control cardiovascular y control renal.

Cuidados especiales de los pies por las complicaciones que puedan aparecer en éstos, como la patología conocida como el pié diabético.

El Tema:  Diabetes. Derivación al Endocrinólogo,  ha sido revisado, elaborado y resumido por la Dra María Julia Romero Martín,  Especialista en Medicina Interna y Neurología,  Colegiada  Nº  49/ 556,  para pblicar en:   www.tumedicoaltelefono.es

 

No comments yet.

Add a comment


2 − dos =

Show Buttons
Share On Facebook
Share On Twitter
Share On Google Plus
Share On Linkdin
Hide Buttons