ene 14

Discapacidad y Educación Sexual. Vulnerabilidad (continuación)

Discapacidad y Educación Sexual.

En las personas con Discapacidad hay que valorar siempre su vulnerabilidad frente a posibles abusos de todo tipo, incluidos los abusos sexuales. Para ello es importante tener en cuenta:

Personas que tienen acceso al cuerpo de un menor SIN Discapacidad:

Padres, hermanos y otros familiares más o menos próximos.

Profesorado en general, profesores de deportes y de actividades extraescolares

 Vecinos de confianza para los padres.

Compañeros.bailando

Sanitarios.

Cuidadores en general.

Personas que tienen acceso al cuerpo de un menor CON Discapacidad:

Padres, hermanos y otros familiares de distintos grados con los que exista una buena relación familiar.

Profesor de deportes o guía de ejercicio físico.

Profesor cuidador, compañeros.

Vecinos de confianza.

Sanitarios, que incluyen  Fisioterapeuta. Terapeuta ocupacional. Logopeda  Otros especialistas

Trabajador social.

Conductores, cuidadores de autobús.  Cuidadores en general

No se conoce cuál es la frecuencia real de los abusos sexuales a personas con Discapacidad mental, ya que realizar estudios fiables en estos sujetos entraña múltiples dificultades, pero si hay estudios que apuntan a que es mucho mayor que los abusos perpetrados a la  población general normal.

López y otros autores, en un estudio realizado en el año 1994, indican que la prevalencia es de alrededor del  23% en el sexo femenino  y el 17% en chicos menores de 17 años en población general , y Brigg -1995- duplica esa prevalencia para las personas con Discapacidad mental.

Entre las causas está que estas personas suelen tener menos información, menor conciencia de riesgo y menor capacidad para prácticas sexuales seguras, con lo que corren mayor riesgo por un lado de sufrir engaños y abusos de tipo sexual y por otro de padecer enfermedades de transmisión sexual y riesgo de embarazos no deseados.

Por ello se insiste en la necesidad de impartir información y educación en materia sexual a las personas con Discapacidad mental. Cada una de estas personas debería recibir información según sus capacidades. Este tipo de información y educación se ha de llevar a cabo siempre de acuerdo y en colaboración con padres y tutores, para que tomen conciencia del riesgo al que pueden estar expuestos sus hijos, y para que sus prácticas sexuales, cuando las haya, sean seguras.

.

No comments yet.

Add a comment


tres + 5 =

Show Buttons
Share On Facebook
Share On Twitter
Share On Google Plus
Share On Linkdin
Hide Buttons