Entradas

30
Abr

Sexualidad

Disfunción Sexual

El comportamiento y la actividad sexual, son las áreas de la conducta humana en las que es más dificil establecer el límite entre lo normal y lo anormal.

El contexto social y cultural, los mitos, los tabúes, los conocimientos o la ignorancia, la época de la que hablemos, la religión, etc, hacen poco fácil establecer criterios generales o categorías psicopatológicas, que permitan delimitar la normalidad y la anormalidad de determinadas actividades sexuales.

Como la gente no suele hablar entre sí de sus problemas sexuales,  muchas personas creen que son anormales y que sus problemas sexuales son únicos y vergonzosos.

Las imágenes de sexualidad que se suelen presentar al público en general, son poco realistas. Tanto la castidad y fidelidad sexual presentados por la religión, como la promiscuidad e inagotabilidad sexual presentados por la pornografía, no se ajustan a la realidad de la vida diaria de cada persona.

Ninguna de esas imágenes representa al comportamiento sexual humano en la vida normal. Lo único real es la frase “todo el mundo miente sobre el sexo”.

Para definir la gama de problemas sexuales, Masters y Johnson establecieron la diferencia entre disfunción y desviación.

Las Disfunciones son transitorias y las experimenta la mayoría de la población en alguna ocasión a lo largo de su vida.

En el caso de los hombres las más comunes son la disfunción eréctil,  la eyaculación retrasada o la eyaculación precoz.

En las mujeres, el vaginismo, la dispareunia o la disfunción orgásmica.

Las Desviaciones son crónicas y se dan en un porcentaje menor de la población.

Clasificación de las Disfunciones Sexuales

Se suelen dividir en cuatro categorías:

1) Trastornos del deseo sexual o anafrodisia.  Pueden ser debidos a bajadas de la producción hormonal, a enfermedades psiquiátricas, a cansancio, a la edad, a un embarazo o por ciertos medicamentos.

2) Trastornos de la excitación sexual.  Son la disfunción eréctil en los hombres y diversos problemas en las mujeres. Puede deberse a problemas circulatorios, a diversas enfermedades crónicas o a problemas psicológicos.

3) Trastornos del orgasmo.  Hay retraso o ausencia del orgasmo tras una fase normal de excitación. Se dan tanto en hombres como en mujeres y con frecuencia está provocado por algunos fármacos como los antidepresivos (ISAS)

4) Trastornos de dolor sexual.  Afectan exclusivamente a las mujeres, como la dispareunia y el vaginismo, que pueden ser provocados por lubricación insuficiente de la vagina, por cambios hormonales en la menopausia o el embarazo, por ansiedad, por irritación causada por cremas o espumas vaginales, etc.

Tipos de Trastornos Sexuales

1) Trastornos sexuales psicológicos:

Trastorno de aversión sexual.  Deseo sexual hipoactivo.

Alteración del orgasmo masculino.

Trastorno del orgasmo femenino.

Trastorno de excitación sexual femenino.  Dispareunia.  Vaginismo.

Disfunción eréctil.  Eyaculación precoz.

Disfunción Sexual secundaria.

Parafilias.  Trastorno de identidad de género.

Trastorno de estrés postraumático por mutilación general o abusos sexuales en la infancia.

2) Otros problemas sexuales:

Falta de compañero sexual.

Insatisfacción sexual inespecífica.

Frigidez.  Anorgasmia.

Disfunción eréctil.  Infidelidad.

Enfermedades de transmisión sexual.

Hipersexualidad.  Adición al sexo.

Circuncisión.  Ablación del clítoris.

Retardo o ausencia de eyaculación.

Incapacidad para controlar la eyaculación.

Confusión respecto a la orientación sexual.

Dolor vulvar o sequedad vaginal.  Incapacidad para relajar los músculos de la vagina.

Parafilias.  Infertilidad.

.

El Tema:  Sexualidad. Disfunción Sexual,  ha sido revisado, eleborado y resumido por la Dra María Julia Romero Martín,  Especialista en Medicina Interna,  Colegiado  Nº  49/556,  para publicar en:  www.tumedicoaltelefono.es

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Llámanos: 807 405 521 * Condiciones en
portada