jun 11

Dispepsia Funcional

 

Dispepsia Funcional

Se considera que un paciente padece Dispepsia Funcional si presenta al menos uno de los siguientes síntomas de forma continua o de forma intermitente, relacionados o no con la ingesta de alimentos:

  • Sensación de plenitud postprandial (después de las comidas).
  • Saciedad precoz o sensación de estar lleno tras ingerir pequeñas cantidades de alimento e incapacidad para terminar una ración de comida.
  • Dolor o ardor de estómago repetitivo o continuado.images211

La Dispepsia es uno de los motivos de consultas médicas más frecuentes.

En España se estima que entre el 24 y 28% de la población ha presentado Dispepsia en los últimos seis meses y el 39%  la tendrá alguna vez en la vida.

Por tanto, se puede considerar la Dispepsia un problema de Salud Pública.

Clasificación de la Diapepsia

- Criterios diagnósticos de Dispepsia (Roma III)

Para que sea diagnosticado de Dispepsia, un paciente ha de presentar uno o más de los siguientes síntomas, de al menos tres meses de duración y de inicio 6 meses antes:

Plenitud postprandial.

Saciedad precoz.

Dolor epigástrico.

Ardor epigástrico.

Además no debe existir evidencia de otra enfermedad digestiva que pueda explicar los síntomas.

- Criterios diagnósticos para el síndrome de Distrés postprandial (Roma III).

En este caso, el paciente ha de tener uno o más de los siguientes síntomas, de al menos tres meses de duración y que se hayan iniciado 6 meses antes:

Plenitud postprandial. La persona  presenta este síntoma varias veces a la semana aunque esté haciendo unas comidas normales.

Saciedad precoz. Varias veces por semana el sujeto evita terminar una comida normal.

- Criterios diagnósticos para el Síndrome de Dolor Epigástrico (Roma III)

El paciente presenta los síntomas que a continuación se describen, de al menos tres meses de evolución y 6 meses de inicio, con todos los siguientes criterios:

Tiene dolor o ardor localizado en epigastrio, de intensidad moderada o grave, localizado a nivel del epigastrio y le sucede al menos una vez por semana.

Este dolor no es generalizado por todo el abdomen ni está localizado en otras zonas abdominales o torácicas.

No está relacionado con la defecación o con flatulencia o aumento de gases en el abdomen.

No cumple criterios para pensar quese trata de desórdenes de vesícula biliar o del esfínter de Oddi.

No comments yet.

Add a comment


− 5 = dos

Show Buttons
Share On Facebook
Share On Twitter
Share On Google Plus
Share On Linkdin
Hide Buttons