ene 20

Sexualidad. Doble Moral Sexual (II)

Doble Moral Sexual ( continuación).

Según numerosos estudios, en las culturas donde no existen presiones contra la promiscuidad femenina, las mujeres demandan con casi la misma frecuencia que los hombres relaciones sexuales fuera del matrimonio.

Alejandra Kollontai denunció que la Doble Moral Sexual se sustenta en la falsa idea de que los hombres tienen derecho a disfrutar de su sexualidad y las mujeres no, porque sus necesidades no son tan fuertes como las de los hombres y porque ellas no deben disponer de su propia sexualidad.

En la revolución sexual de los años 60-70 las feministas lucharon por alejar su cuerpo de la jurcisdición patriarcal y del macho dominante.

Lo preocupante es que en la represión de la libertad sexual femenina siempre han participado, y siguen participando aún de manera activa las propias mujeres.

Muchas de ellas educan a sus hijos trasmitiéndoles esa Doble Moral en la que viven y siguen participando de forma activa en favorcer el papel del macho dominante y en las críticas a las otras mujeres que ejercen su sexualidad libremente, porque las ven como un potencial peligro para “su macho”.

Todo ello en lo que deriva es en que, como muestran las encuestas al respecto, se siguen reproduciendo en muchas adolescentes las ideas de que es un seguro de amor si sus novios por ejemplo, no las dejan llevar minifalda, o hablar con otros chicos, o controlan su vida y sus llamadas. Siguen creyendo que la posesividad y los celos son síntomas de cariño.

Y es preocupante el comportamiento de muchos jóvenes del sexo masculino que están de acuerdo y siguen esos patrones, lo que se traduce de forma activa en un muy alto porcentaje de violencia de género contra sus parejas y contra las mujeres en general.

Sólo con ver una telenovela clásica comprobamos que, aunque parezca increible, se siguen reproduciendo los esquemas de “chica buena” sirve para casarse, para ser la mujer que da descendencia al hombre, se ocupa de sus necesidades y aporta estabilidad a su vida, y “chica mala” solo sirve para tener relaciones sexuales sin compromiso afectivo y lo que es peor, se ve con naturalidad que sean tratadas con una absoluta falta de respeto  como personas.

.

No comments yet.

Add a comment


nueve − = 1

Show Buttons
Share On Facebook
Share On Twitter
Share On Google Plus
Share On Linkdin
Hide Buttons