mar 9

Dolor Torácico en el Niño. Diagnóstico

Dolor Torácico en el Niño

Diagnóstico de Dolor Torácico en los Niños.

Para diagnosticar la causa del Dolor Torácico en los niños se precisa realizar:

Una Historia clínica exhaustiva que incluya.

Antecedentes familiares sobre todo de enfermedades cardiacas.0001

Antecedentes personales del niño. Si sufre alguna enfermedad congénita o alguna enfermedad crónica.

Precisar con la mayor exactitud posible las Características del dolor que tiene el niño.

Con qué se relacionan los episodios de dolor, si existe relación con algo.

Cómo comenzó. En qué circunstancias empezó a quejarse de Dolor Torácico: después de una caída,  de cargar peso,  de hacer esfuerzos,  etc.

Dónde se localiza exactamente y si se irradia hacia otros lugares próximos.

Con qué elementos se agrava y con qué mejora, si es que existen variaciones en el dolor.

Si hay o no otros síntomas acompañantes tales como fiebre, síncope, disnea, etc..

Exploración general exhaustiva del niño:

Valoración del nivel de conciencia, coloración de piel y mucosas, presencia de heridas o erosiones, o hematomas.

Especialmente se debe hacer una buena palpación torácica para comprobar: la zona dolorosa, su extensión, si existe o no aire subcutáneo, si hay chasquidos óseos (especialmente de costillas), etc.

Realizar Auscultación cardiaca y respiratoria.

Pruebas complementarias.  Son de mayor utilidad cuando se realizan bien orientadas de antemano por la sospecha diagnóstica del posible  origen del dolor, adquirida mediante la  historia clínica y la exploración previas. Se han de realizar

Electrocardiograma para comprobar si existe alguna lesión cardiaca que se pueda detectar por su expresión electrocardiográfica

Radiografía de tórax. Sobre todo para comprobar si existen lesiones óseas, alteraciones pulmonares, imágenes anormales en el mediastino, alteraciones de grandes vasos, etc.

Ecocardiografía.  Si se sospecha alguna lesión cardiaca por las imágenes que previamente se hayan observado en el electrocardiograma.

Test de esfuerzo o prueba de  Mesa basculante cuando se consideren indicadas.

Holter. Para controlar la tensión sanguínea a lo largo de 24 horas.

Tomografía axial computarizada torácica o TAC.

Resonancia magnética de  estructuras torácicas, cuando se considere necesaria ya que aquella ofrece imágenes más precisas que la Tomografía axial computarizada

Cada prueba se ha de solicitar siempre que el especialista la considere necesaria y de acuerdo con la sospecha clínica de la posible enfermedad que puede estar provocando el Dolor Torácico al niño.

No comments yet.

Add a comment


8 − = dos

Show Buttons
Share On Facebook
Share On Twitter
Share On Google Plus
Share On Linkdin
Hide Buttons