jul 23

Sentido del Humor. Humor a costa de uno mismo

Sentido del Humor

El Humor es Saludable

El Humor a costa de uno mismo

“Fíjate qué fuerte soy que hasta puedo mostrar mis debilidades” (L. Weiss).

                                                                             —-

La capacidad de reírse de uno mismo se valora de forma muy positiva en nuestra sociedad.

Todos sabemos que no somos perfectos y reírnos de nuestros propios defectos es sano y casi siempre gratificante.

La risa en este caso es un mecanismo de defensa, porque al reírnos de nuestras debilidades  impedimos que lo hagan los demás. Es la manera más inteligente de desarmar al prójimo.-f

Por otro lado, parece que con ello también pretendemos ganar la estima de los demás. Hay quien dice que burlarse de si mismo le ayuda a “ligar”.

                                                  —-

“-Oye llevo toda la noche hablando con Dios.

-¿Otra vez?, responde el médico.

-Sí, salimos juntos, bebimos, dimos un paseo, nos cruzamos con ángeles y algún demonio,…bueno, lo que sucede en estos casos.

-Vale, estás de nuevo con un brote. Pasa por la consulta y te daré los antipsicóticos.”

                                                                     —-

El Humor negro y la autorrisión tienen un rasgo en común. Permiten conservar una imagen positiva de uno mismo y salvaguardar el equilibrio mental.

En las situaciones en que estos dos aspectos se ven amenazados, el Humor actúa como un mecanismo de defensa.

Por ejemplo, las anécdotas y las bromas sobre enfermedad y muerte abundan entre los sanitarios. Parece horrible para las personas ajenas, pero el profesional que está continuamente entre el dolor, la enfermedad y la muerte, esas historias le ayudan a conservar el equilibrio mental.

                                                                                    —–

“-Doctor. Estoy muy estreñido y no me hace nada lo que me ha dado para tomar hasta ahora.

Bien, tendrá que ponerse un enema. Tiene que colocar el recipiente en alto, introducir la cánula en el orificio, a lo mejor al principio se sale algo pero aprieta usted bien los mofletes para detenerlo hasta que pase todo el líquido.

-Doctor dice al día siguiente en la consulta- Todavía no me ha hecho efecto, aunque hice lo que usted me dijo. Me metí bien la cánula en la boca, apreté los mofletes y dejé que pasara todo el líquido. Claro que al terminar vomité bastante.”

No comments yet.

Add a comment


cuatro + 7 =

Show Buttons
Share On Facebook
Share On Twitter
Share On Google Plus
Share On Linkdin
Hide Buttons